Desde CAMIMA aclaran que la metalúrgica es una de las actividades “que más ha sufrido con la política de desindustrialización” de Mauricio Macri.

Aldo Lo Russo, empresario Pyme y dirigente de la Cámara de la Pequeña y Mediana Industria Metalúrgica Argentina (CAMIMA), señaló que actualmente ese tipo de empresas está trabajando al 60% de su capacidad instalada, pero si la economía se tranquiliza van a requerir muchos más recursos humanos. 

Lo Russo, aseguró que “si la economía arranca necesitaremos mucho más personal del que estamos empleando ahora”.

“Lo primero que se necesita para incorporar empleos es cierta normalización de la economía, que creo que vamos por ese camino. Hay que actuar con cautela, porque contratar personal es una responsabilidad. Esto va a llevar un tiempo para que se logre”, remarcó a Gestión Sindical.

El empresario intuyó que los índices de la actividad económico industrial de los próximos meses no mejorará, debido al “famoso efecto de arrastre del desastre” que dejó el gobierno de Cambiemos. En consecuencia, “habrá que tener la mirada puesta un poco más allá de los seis meses”.

“Necesitamos un poco de estabilidad, de empezar a ver que la economía vuelve a moverse y que los precios de referencia pueden estar más tranquilos”, manifestó.

Lee también:

Más de 40.000 empresas ya obtuvieron su certificado MiPyME en lo que va de enero

Lo Russo aclaró que luego del calzado, el sector textil y las manufacturas del cuero, “la metalúrgica es la actividad que más ha sufrido con la política de desindustrialización” de Mauricio Macri.

Por último, el dirigente se mostró expectante por el futuro cercano: “Yo tengo confianza porque hay empresas en Argentina que ya han resistido tres embates neoliberales y saben cómo salir de este atolladero, cuando el gobierno nos allana el camino”.

Fuente: IProUp