El CEC se afianza este 2020. Su meta es encaminar soluciones factibles técnica y económicamente para municipios, empresas y cooperativas eléctricas.

El Comité de Energía Córdoba (CEC) se creó hace ya 11 años, con la intención de impulsar iniciativas relacionadas con el cambio de la matriz energética cordobesa a partir de la investigación y desarrollo de modelos para el sector energético.

Este programa de investigación encontró su respaldo académico en el CIECS (CONICET – UNC). En ese centro de estudios, depende puntualmente del Departamento de Empresas.

De allí es que busque incidir y aportar conocimiento a la transición hacia fuentes limpias de generación, reconociendo a su vez la necesidad de mitigación del cambio climático y, como pilares de esta, a las energías renovables y la eficiencia energética; sin olvidarse de las PyMEs y grandes empresas que son parte importante de la demanda energética contemporánea.

“Una de nuestras metas es producir conocimiento técnico para el sector energético, que incluya una mirada social y que logre como fin incidir en la generación de políticas publicas”, señaló la Lic. Celeste Ceballos, miembro del Comité Energías Córdoba.

Ya se empiezan a ver los frutos de aquel trabajo de años. Córdoba cuenta con más de 5 leyes provinciales especificas para energías renovables y eficiencia energética.

Pueden citarse leyes tales como: la Ley N° 10397 para la promoción de energías renovables, la Ley N° 10502 de convenio con el PERMER, la Ley N° 10572 de uso racional y eficiente de la energía, la Ley N° 10573 de fomento a la energía solar térmica; y la Ley N° 10604 de generación distribuida. Muchas de las cuales recibieron los aportes del CEC durante su diseño. Pero aún quedan desafíos y allí apunta ahora dirigir todos sus esfuerzos el CEC.

“Nuestro principal objetivo es brindar soluciones técnica y económicamente factibles para los distintos sectores de Córdoba”, aseguró Sergio Devalis, vocero del CEC en conversación con Energía Estratégica.

En la actualidad, el CEC investiga cómo superar las problemáticas del alto consumo energético en, por ejemplo, hotelería. Para ello, recibe apoyo de la Universidad de Málaga y su Instituto de Domótica y Eficiencia Energética. Para afianzar esa vinculación, este año formalizarían un convenio entre la Universidad de Málaga y el CONICET para continuar su trabajo en conjunto con capacitaciones, conferencias y seminarios online.

Otra alta casa de estudios con la que están planificando trabajar este año es la Facultad de Arquitectura de la UNC, con la cual estarían trabajando en el diseño de una diplomatura en etiquetado edilicio.

En esa línea, junto al Colegio de Ingenieros Civiles de Córdoba también preverían trabajos conjuntos, pero en este caso para avanzar sobre un proyecto para convertir sus edificios en sustentables; una iniciativa que podría expandirse a las 5 delegaciones con las que cuenta esta institución en la provincia, de contactar con el presupuesto y éxito de la primer experiencia.

Por otro lado, entre los trabajos que aspiran a reducir barreras en el sector, el CEC identifica algunas que aparecen en torno a la generación distribuida en sistemas de cooperativas eléctricas.

“El 30% de la energía que se vende en Córdoba es a través de cooperativas (…) Nosotros, a través del CEC hicimos estudios económicos a cooperativas para evaluar la factibilidad de tener generación distribuida fundamentalmente solar. Pero por lo pronto, las conclusiones no son muy alentadoras”, advirtió Carlos Ferrari, integrante del consejo directivo del CEC.

Y agregó: “creemos que, hasta que no baje tanto el costo de los equipos como de la instalación y se profundicen ventajas impositivas o de ingresos brutos, les va a costar a las cooperativas y a los usuarios cerrar el negocio”.

Hasta tanto, ya hay al menos 12 proyectos piloto de generación renovable conectada a la red pública, según información oficial. Esto sería mérito en gran medida de las gestiones de Sergio Mansur, Director de Energías Renovables y Comunicación de Córdoba, y su equipo con personalidades destacadas como el ingeniero Omar Jancovich con gran apertura a recibir aportes de los investigadores del CEC.

“El Ministerio de Servicios Públicos tiene mucha apertura para conversar, discutir y mejorar. Por eso, se está haciendo muchos trabajos interesantes para el sector energético en la provincia”, consideró Sergio Devalis, coordinador del CEC.

Lee también:

Generar energía, una manera de ahorrar

El ambiente para debatir alternativas sería óptimo en “la docta”. Siguiendo las reflexiones compartidas por Sergio Devalis, la interacción que tiene el Gobierno provincial con los organismos de regulación, las cooperativas y universidades genera una dinámica que retroalimenta y puede proyectarse en avances concretos para leyes y reglamentaciones.

En el ámbito nacional, el CEC viene trabajando junto a las autoridades desde que la actual Secretaría de Energía era Ministerio. El cambio de autoridades no detendría el proceso de vinculación y retroalimentación. Desde el CEC confirman que el próximo 5 de marzo en horas de la mañana tienen audiencia en Capital Federal para tratar colaboraciones en temas de interés para el sector.

En sus 18 comisiones de investigación delatan los principales temas que tratan en el CEC: eficiencia energética; planificación energética; turismo; economía de la energía y medio ambiente; comunidades sustentables; regulación energética; generación distribuida y redes inteligentes; vinculación tecnológica; energía solar; energía eólica; biomasa; energía hidráulica; energía nuclear; cooperativas de energías; ordenamiento territorial; economía en la energía; relaciones internacionales; y, electrónica de potencia para la integración de energías renovables.

Fuente: Energía Estratégica