Los industriales reunidos en el Hotel Scala para presentar el Observatorio IPA

Frente a un panorama de bajo consumo, una caída del 6% del sector industrial en 2019 y que el Gobierno se encuentra en plena negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI), Industriales Pymes Argentinos (IPA), la asociación de pequeños y medianos empresarios industriales, creó un observatorio (en el que ya vienen trabajando hace tiempo) que servirá para que el sector industrial sepa “dónde está parado”.

Este nuevo ente medirá las variables de la actividad manufacturera y ayudará a saber qué deben hacer y hacia adónde ir, ya que las reglas económicas “los hacen cometer errores”.

“Sabíamos que era necesario crear este observatorio, somos más de 5000 pymes asociadas que necesitan saber qué es lo que está pasando, no sólo a nivel global, sino también en el ámbito sectorial. Para todos es importante que esta información sea pública y que los gobiernos conozcan la situación. Porque muchas veces toman algunas medidas que benefician a unos y perjudican a otros”, dijo al diario LA NACION el presidente de IPA, Daniel Rosato.

El observatorio, que funcionará como una consultora para el sector, presentará sus informes de manera bimestral y las encuestas serán trimestrales, al tiempo que centralizará la situación de cada sector, poniéndolos en perspectiva con otros sectores de la economía.

La presentación estuvo a cargo del presidente de la entidad, el empresario Gustavo Castells, integrante de la comisión directiva de IPA, quien expuso la situación actual del sector y las medidas que está tomando el Gobierno.

“En 2015 los industriales dieron trabajo a más de un millón de personas. En 2019, debido a la situación del país, ese número se redujo, y en los últimos cuatro años se perdieron 5000 industrias, lo que significó 150.000 puestos de trabajo menos“, detalló Castells.

Respecto a las medidas tomadas durante estos dos meses que lleva el Gobierno actual, dijo que hay “un cambio de rumbo” y mencionó algunas medidas tomadas: el impuesto PAIS a las compras con tarjeta, la actualización de las retenciones, la renovación del programa de Precios Cuidados y la política de baja de tasas, sumándose la aparición de crédito a tasa de entre el 27% y 30% por parte de los bancos públicos Nación y Provincia.

“El año pasado la situación fue insostenible. Ahora estamos viendo señales que no son negativas. En el sector textil comenzó a haber una mejoría”, dijo Castells. Sin embargo, observó que “hay que ser cautelosos”, ya que “con el tiempo se determinará si esas medidas tomadas son suficientes”.

Lee también:

Lanzan programa de crédito y moratoria para pymes bonaerenses

En la misma línea, el secretario de IPA y empresario textil, Nicolás Santos, dijo: “La confianza con el Gobierno va a durar un tiempo, se están tomando medidas positivas. Todos estamos esperando que se termine de cerrar la negociación con el FMI. En este momento el Gobierno está atado de manos, aunque no de pies para tomar medidas. Por eso, es necesario que se pueda renegociar la deuda para poder tomar medidas más de fondo, a fin de mejorar la economía y no ir a una mesa de negociación con el FMI condicionados”, expresó.

Rosato agregó: “Unos de los grandes problemas que tenemos en Argentina son los precios de referencia, tiene que haber controles en la aduana. Han destruido parte de la industria, más que nada a los pequeños emprendedores que no pudieron competir con los productos que vinieron de afuera con precios poco reales. La aduana pasó a ser un gran problema para nosotros. Por lo que hemos conversado con el Gobierno, se va a trabajar en ese sentido”.

Marco Meloni, vicepresidente de IPA, dijo: “Acá no hay blanco y negro. Lo que hay que administrar no son dólares sino desarrollo industrial, ya que al administrar desarrollo industrial administra también lo que es el consumo interno. Y hay que asegurarse que la industria pueda estar en niveles de capacidades buenas para que se siga invirtiendo. Nosotros como IPA queremos que no se caiga en esos errores de administrar en dólares”, subrayó.

En el caso que las pymes tengan una inyección de actividad, LA NACION consultó sobre si tendrán capacidad para abastecer el mercado. Santos respondió que “las pymes tienen capacidad ociosa para abastecer el mercado interno”, pero “no hay capacidad financiera para poder prender las máquinas que hoy están apagadas”. Además, agregó que “no tienen espalda para soportarlo, ya que tuvieron que financiar el negocio durante todos estos meses”.

No obstante, los empresarios y economistas presentes en la conferencia que brindaron para presentar el observatorio IPA se mostraron optimistas frente a este nuevo panorama. “Lo primero que se necesita es capital de trabajo. Hasta ahora me parece que empezaron a haber señales positivas.”, concluyó Santos.

Por: Silvia Guzmán – La Nación