En los próximos días, y por unos seis meses, solo se podrá iniciar un trámite para abrir una SAS con soporte documental, es decir, “en papel”

El Gobierno suspenderá por 180 días la constitución digital de las Sociedades por Acciones Simplificadas (SAS), la herramienta creada por el gobierno anterior con la intención de agilizar los trámites a la hora de abrir una compañía, confirmó Ricardo Nissen, titular de la Inspección General de Justicia (IGJ).

La resolución que dispondrá la suspensión temporal del trámite digital será publicada publicada en el Boletín Oficial en los próximos días, adelantó el funcionario, quien agregó que su intención es ” reordenar” el registro de estas sociedades para que “la IGJ tenga injerencia en el control de su constitución”. Hasta el momento, explica, el trámite empezaba y terminaba en el ex Ministerio de Modernización, hoy la Secretaría de Innovación Pública, a cargo de Jefatura de Gabinete.

El mundo de las pymes y los emprendedores no recibió con agrado la noticia. “Es una decisión que atrasa y dificulta el trabajo de los emprendedores argentinos”, enfatiza Alejandro Ramírez, responsable de Políticas Públicas de la Asociación de Emprendedores de Argentina (ASEA), en un comunicado.

De acuerdo con representantes de ASEA, los libros contables de las SAS se llevaban de manera digital a través del sistema blockchain, una estructura de “cadena de bloques” digitales que garantizan transparencia e inviolabilidad en la gestión de la información.

 Ahora habrá que volver a un sistema del siglo XIX, completamente anacrónico y permeable a cualquier adulteración. De esta forma, la Argentina es el único país del mundo que pasa de un sistema digital al formato papel. Este hecho, no solo atenta contra la transparencia de las empresas, sino que triplica los costos de constitución de una sociedad”, agrega el texto.

Lee también:

Para los representantes de ASEA, el temor es que la IGJ pueda decidir si el objeto de una sociedad es adecuado o si un emprendedor tiene o no suficiente dinero para poder crear una compañía “presumiendo que detrás de toda sociedad hay un fraude”, añade el comunicado.

Desde la aprobación de la Ley de Emprendedores, en marzo de 2017, se crearon más de 20.000 empresas con la figura de la SAS y se generaron más de 47.000 puestos de trabajo registrados, calculó ASEA. Agregó que en 2019 y en lo que va de 2020 fueron la figura elegida por el 50% de las sociedades que se constituyeron ante la IGJ.

Entre las principales ventajas que esta forma societaria permite hasta el momento, se destaca la posibilidad de constituir una empresa en 24 horas hábiles de manera 100% online. Además, la sociedad puede ser unipersonal, es decir, de un solo socio.