Según informó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), la producción de las Pymes Industriales cayó 0,3% en enero, en comparación con el mismo mes del año pasado, es decir que fue la menor tasa de caída anual en 20 meses. Comparado con diciembre de 2019, se produjo un descenso del 4,1% sin desestacionalizar.

La CAME indicó que, de los 11 rubros relevados, cuatro crecieron en la comparación anual, seis cayeron, y sólo uno se mantuvo sin cambios. “Si bien el 43,9% de las empresas consultadas creció, todavía no mejora el clima de consumo en el mercado”, precisó el organismo.

Las empresas con menos de 50 empleados tuvieron una caída anual de 2,4% en su producción (comparando enero 2020 con enero 2019) y aquellas con 50 empleados o más volvieron a registrar un aumento de 1,9% anual.

Los cuatro sectores con crecimiento anual en el mes que dio inicio al año fueron: “Alimentos y bebidas” con un alza de 0,2%; “Calzado y marroquinería” con 1,9%; “Productos químicos” con 11,9%; y “Productos textiles e indumentaria” con 2,3%. Sin variación se mantuvo el rubro “Productos de caucho y plástico”.

En cambio, cayeron: “Minerales no metálicos” con un descenso de -8,9%, “Material de transporte” con -6,7%; “Productos electro- mecánicos, informática y manufacturas varias” con -2%; “Papel, cartón, edición e impresión” con -0,1%; “Maderas y muebles” con -4%; y “Productos de metal, maquinaria y equipo” con -2,3%.

Lee también:

En cuanto a la situación general de la empresa, “el 40% la evalúa como buena, el 47,6% como regular, y el 13,3% como mala”, al tiempo que “la mejora en la rentabilidad de alguna manera viene incidiendo en las evaluaciones que hacen los empresarios de su situación particular, además de la evolución de las ventas”, expuso la entidad pyme.

“Esas evaluaciones también están influenciadas por las expectativas: el 76,9% de los industriales espera que en los próximos seis meses las ventas aumenten o se mantengan sin cambios. Sólo el 7,7% cree que podrían seguir cayendo, y un 15,4% no sabe o no contesta, un porcentaje alto que refleja en parte incertidumbre”, precisó la CAME.