Elaborado por Great Place to Work, es el primero de este tipo en Argentina. Pueden participar empresas o instituciones con dotaciones superiores a 20 empleados y un mínimo de 20% de mujeres. En la edición 2019, los primeros puestos fueron para Natura y Naranja. La inscripción cierra el 28 de febrero. 

Great Place to Work, firma global de people analytics y consultoría que ayuda a las organizaciones a obtener mejores resultados de negocio focalizándose en la experiencia laboral de sus empleados, anuncia que el 28 de febrero cierra la inscripción para participar en la edición 2020 del ranking de Los Mejores Lugares para Trabajar para Mujeres, cuyo objetivo es brindar información y fomentar la equidad de género en las organizaciones del país, destacando a aquellas que mejor lo están haciendo.

Las ganadoras de la primera edición, en el año 2019, fueron Natura,  Tarjeta Concosud y Bristol-Myers Squibb (primero, segundo y tercer lugar, respectivamente), en las empresas de hasta 1000 empleados; y Naranja, Banco Galicia  y Mercado Libre, entre las que tienen más de 1000 colaboradores.

El ranking se enmarca en el nuevo modelo conceptual de Great Place to Work FOR ALL (PARA TODOS), que alienta a las organizaciones a poner foco en la diversidad en el lugar de trabajo y, por ende, a crear una experiencia positiva para todos los empleados, sin importar quiénes son o qué hacen en la organización.

Para participar, con fecha límite del 28 de febrero, las empresas o instituciones deben contar con más de 20 empleados, más de 2 años de operación en el país, y como mínimo un 20% de mujeres en su dotación total.

Lee también:

El ranking se elabora a partir de dos componentes: 1) Las respuestas a una encuesta anónima realizada a todos los empleados de cada empresa participante; y 2) El relevamiento y análisis de las prácticas culturales en general y, en particular, de diversidad e inclusión, así como los beneficios únicos y diferenciales y los programas de desarrollo y liderazgo para mujeres.

En nuestro país, las mujeres obtienen menores salarios por los mismos trabajos, algo que también ocurre a nivel global. Dicha brecha, de acuerdo a un estudio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), alcanza el 25 % en nuestro país, siendo la más alta de la región.