Las entidades privadas dicen que no es viable aplicar líneas automáticas para ayudar a las pymes a pagar los sueldos.

Los bancos privados descartan la idea que impulsan empresarios del sector de las pyme para que el Banco Central de la Repùblica Argentina (BCRA) permita líneas de crédito mediante procedimientos “automáticos” que agilice la llegada de ayuda para pagar salarios.

Entidades consultadas por el medio Ámbito Financiero consideraron que no sería viable la estrategia para llegar de manera rápida con la asistencia de $320.000 millones al 24% que anunciaron hace unos días los ministros de Economía, Martín Guzmán, y de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas. Cuestionan la idea de “automaticidad”. Las actuales reglamentaciones no contemplan ese tipo de líneas y una modificación en ese sentido, implicaría cambiar las normas de seguridad del sistema financiero.

Según trascendió, dirigentes de la Asociación de Bancos de la Argentina (ABA) y de la Asociación de Bancos Argentinos (ADEBA), mantenían negociaciones con las autoridades con el fin de encontrar una solución.

Lee también:

Las entidades financieras del sector privado son renuentes además, a la idea de “reparto” de créditos de forma generosa, incluso para pymes que tal vez no estén en condiciones de calificar para un crédito, es rechazada. Para poder calificar como sujeto de crédito una empresa debe presentar balances certificados, garantías reales y estar al día con los impuestos. Con eso se arma una carpeta y se define los montos a lo que puede acceder. La automaticidad implicaría quitar ese tipo de requisitos.

Este jueves, el BCRA emitió una norma que otorga mayores incentivos a los bancos para que potencien las líneas de crédito, a tasas del 24%, para el pago de sueldos de empleados de pequeñas y medianas empresas.

Con la Comunicación “A” 6937 los bancos quedaron habilitados a aumentar su tenencia de Leliq, siempre y cuando presten a las empresas más del 70% del dinero que les fue liberado en concepto de baja de encajes.

Vale aclarar que el Central le habilitará a los bancos este incentivo “siempre y cuando esas entidades sean agentes de pago de la empresa que lo solicita”.

“Esta adecuación busca estimular, en el marco de esa misma línea de créditos y en las mismas condiciones, la disposición de más fondos para préstamos que sean destinados a afrontar el pago de la nómina salarial”, aseguró el Banco a cargo de Miguel Pesce.

En las últimas horas, algunos bancos como el Provincia, el Itaú y el Comafi comenzaron a dar las primeras líneas de crédito a tasa del 24% para el pago de salarios y descuento de cheques, aunque se espera se se sumen otras entidades financieras en los próximos días.

Empresarios no obstante, consideran que las acciones pueden resultar insuficientes cuando el 1 de abril tengan que empezar con el pago de los salarios. La mayoría de estas firmas emitieron cheques de pago diferido que vencen en los próximos días, llevan más de una semana sin poder facturar debido a la cuarentena. Aunque el gobierno aunque el gobierno les suspenda las multas y el cierre de cuentas por el rechazo de cheques, el punto es que las empresas no tendrán el dinero para pagar los sueldos de unos 5 millones de trabajadores.

Fuente: Ámbito