En medio de las dificultades que atraviesan las economías mundiales por la pandemia Covid-19, la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) elevó días atrás al Gobierno Nacional una serie de sugerencias en materia tributaria, financiera, económica, previsional y laboral, en pos de contener los efectos negativos que este parate en la actividad conlleva inexorablemente; documento al que la Cámara de Comercio de Córdoba (CCC) adhirió en un todo.

Asimismo, en el día de la fecha, la entidad local vio con buenos ojos la solicitud adicional realizada para que se adopten nuevas medidas que contribuyan a salvaguardar a las empresas y al empleo formal, planteo formulado mediante una carta emitida al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

“Es imprescindible y urgente, de inmediata consideración, la adopción de las medidas propuestas y todas las que resulten necesarias para preservar las empresas formalmente constituidas y el empleo registrado, así como el nivel de actividad que se pueda mantener. Creemos, por los relevamientos que hemos realizado en las Cámaras territoriales y sectoriales, que se está desarrollando un proceso en el sector empresario, absolutamente negativo en orden a lograr los objetivos señalados por el Sr. Ministro¨, manifiesta CAC en su nota.

Al respecto, José Viale, presidente de la Cámara de Comercio de Córdoba, expresa: ¨La situación es muy difícil. Veníamos teniendo una leve desaceleración de la caída de ventas, luego de casi 25 meses e, indudablemente, el contexto actual hace que el escenario se torne totalmente pesimista. Es por lo que acompañamos el pedido de CAC a las autoridades nacionales para intentar minimizar a mediano y largo plazo los daños que esta inactividad traerá¨.

Lee también:

Y agrega: ¨Somos muy conscientes de que ahora lo más importante es la contención del virus, la salud de la sociedad y no vivir atemorizados; y de que todas las acciones deben estar orientadas a ello.  Sin perjuicio de esto, no podemos paralizarnos, ni atemorizarnos. Debemos colaborar todos y cada uno para adaptarnos a la realidad, modificando rutinas y hábitos, y así poder volver a la normalidad en el menor tiempo posible ya que las implicancias económicas serán tremendas¨.

Desde la entidad señalan, la imposibilidad que algunos comerciantes ya han manifestado para afrontar el pago de servicios, alquileres y sueldos; así como también el terrible efecto negativo que se está dando por el cese en la cadena de pagos.

Es por ello, que se pide al Gobierno el análisis de nuevas medidas y una mesa de trabajo conjunta; así como a la sociedad que sea solidariamente responsable, que piense en todas las consecuencias que el escenario actual conllevará, y que nos cuidemos entre todos.