Los corredores inmobiliarios apoyan la decisión del Gobierno de enviar proyectos de ley al Congreso para suspender los desalojos y congelar los precios de alquileres. Los Inquilinos, por su parte, piden que se suspendan los pagos por seis meses.

Corredores inmobiliarios se manifestaron hoy a favor de la decisión del gobierno nacional de enviar proyectos de ley al Congreso para suspender los desalojos y congelar los precios de alquileres y cuotas de créditos hipotecarios “por el término de seis meses”, para afrontar el impacto económico de la pandemia de coronavirus.

El Colegio de Martilleros y Corredores de la Provincia de Buenos Aires destacó la iniciativa del Gobierno, y su vicepresidente, José María Sacco, dijo a Telam que “es muy atinada la medida de congelar los alquileres por seis meses”.

“La vamos a apoyar, ya que estas medidas y otras llevarán tranquilidad a muchos inquilinos”, afirmó Sacco, quien dijo que se comunicó con el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, a quien le trasladó el apoyo del Colegio de Martilleros bonaerense a los proyectos que comenzaran a analizarse en el Parlamento en los próximos días.

En ese marco, solicitó además la posibilidad de que los pagos de los cánones locativos “se realicen en cuotas dentro del mes correspondiente y en el que no corran intereses punitorios”.

En ese sentido, estimó que “se podría buscar la posibilidad de que a través de cuentas a la vista de la banca oficial, o sea, cajas de ahorro y cuentas corrientes, los inquilinos puedan cumplir con esos pagos parciales o cancelatorios a través de esas cuentas que serían sin gastos”.

Por su parte, el presidente del Colegio de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires (Cucicba), Armando Pepe, señaló que “es una propuesta muy sensata por parte del presidente (Alberto Fernández)”, y subrayó que “las dos partes, inquilinos y propietarios, están perjudicadas en esta pandemia viral y económica que estamos viviendo”.

Indicó a radio Continental que “todos los alquileres cada seis meses ajustan el precio”, y destacó que con la iniciativa presidencial “si a fines de marzo un contrato tenía que ajustar el precio, va a quedar congelado por seis meses y luego se hará una actualización”.

Lee también:

Pepe estimó que “va a primar el esfuerzo compartido de las partes”, y considero que “los corredores inmobiliarios que intervenimos vamos a tener que trabajar acercándolas”.

El titular de Cucicba remarcó que “no está claro si este proyecto es solo para alquileres de vivienda o también incluye los comerciales”.

Sostuvo que “si incluye a los comerciales, tiene que contemplarse la diferencia entre un local pequeño de un barrio y uno de una cadena de establecimientos”.

También propuso que “haya un prórroga de los contratos que se vencían ahora, con tarifa congelada, por 60 ó 90 días”.

“Un inquilino cuyo contrato vence, por ejemplo, el 31 de marzo no se va a poder ir, porque no va a encontrar quién le haga la mudanza”, explicó Pepe.

En tanto, el presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina, Alejandro Bennazar, afirmó que “hasta acá compartimos las medidas”, y añadió que “en principio estamos de acuerdo porque la cuarentena nos obliga a juntarnos las tres partes y resolver”.

“Íbamos a juntarnos con (el ministro de Desarrollo Productivo, Matías) Kulfas y justo se suspendió, para proponer la utilización de firmas digitales, así se podría hacer todo online”, indicó Bennazar a FM Futurock.

Puntualizó que “parte de la propuesta es incluir a las fintech, no solo bancarizar el pago de alquileres”, y subrayó que la idea es buscar “medidas no solo para cumplir la cuarentena sino seguir dinamizando la economía”.

Los inquilinos van por más

El presidente de la Federación de Inquilinos, Gervasio Muñoz, consideró hoy como “muy importante” el envío por parte del Gobierno de un proyecto al Congreso para congelar los precios de los alquileres y suspender los desalojos, pero pidió directamente la cesación de ésos pagos por seis meses.

“Es muy importante porque después de muchísimos años el Estado vuelve a intervenir en el acceso a la vivienda”, destacó Muñoz a FM La Patriada, no obstante lo cual remarcó: “Estamos pidiendo la suspensión del desalojo y del pago de alquileres porque si no, las tensiones van a ser muy fuertes”.

Consideró que “lo ideal sería tener una política segmentada”, pero reconoció que “es difícil porque el mercado inmobiliario está completamente en negro”.

“Creemos que hay que suspender el pago del alquiler de viviendas e ir viendo cómo transcurre esta situación”, afirmó Muñoz.

Indicó que “la situación de la vivienda hoy es gravísima y hay mucha gente que en abril no va a poder pagar”, y remarcó que el “inconveniente” hoy es la imposibilidad de mudarse.

“Nadie se puede mudar, está prohibido el tránsito de bienes y personas. El que pagó otra vivienda, o la seña, tiene que quedarse donde está, no hay más posibilidades que eso”, señaló el representante de inquilinos.

También hizo referencia a los hoteles familiares, donde “se están dando muchos desalojos en cuarentena”.

En este sentido, advirtió que “si no hay suspensión de alquileres, los $ 10.000 del bono (ingreso familiar de emergencia) irán para los dueños de los hoteles familiares”, motivo por el cual insistió con que “hay que suspender el pago de los alquileres”.