Los pequeños productores de menos de 500 toneladas de soja anuales son los beneficiados del nuevo esquema. Los que producen más de 1000 toneladas, pagan más.

El incremento en la alícuota de derechos de exportación de la soja, que pasará de 30% a 33%, solamente afectará a aquellos productores de más de 1.000 toneladas anuales, mientras que aquellos que produzcan hasta 500 toneladas anuales mejoraran su posición debido a que deberán pagar menos del 30%.

Así lo informó el ministro de Agricultura de la Nación, Luis Basterra, a las entidades que componen la Mesa de Enlace, según dijeron fuentes gubernamentales. Según las mismas fuentes, el principal objetivo de la medida es de “redistribución solidaria para reactivas a las economías regionales”.

Desde el Ministerio de Agricultura aseguran que esta medida no tiene “afán recaudatorio, ya que el Tesoro Nacional no se quedará con un peso para gastos generales y todo irá a las economías regionales y a los pequeños productores”.el Tesoro Nacional no se quedará con un peso para gastos generales y todo irá a las economías regionales y a los pequeños productores” (Fuentes gubernamentales del ministerio de Agricultura)

Teniendo en cuenta esto, la medida de aumento que afectaría a aquellos productores de más de 1.000 toneladas anuales, quienes representan a 26% del total de los productores en todo el país y que facturan más de $15 millones por año.

Lee también: RETENCIONES AL CAMPO: EL GOBIERNO ANALIZA AUMENTAR 3% LOS DERECHOS DE EXPORTACIÓN

Por otro lado, aquellos que entren en la categoría de productores pequeños y generen hasta 500 toneladas anuales, podrán mejorar su posición ya que pagaran menos del 30% que pagaban hasta el momento.

“En promedio, los productores medianos, de 501 a 1000 toneladas, pagarán lo mismo que ahora, el 30 por ciento de retención”, acotaron.

Los otros cultivos y sectores productivos quedarán igual o mejoran su posición exportadora para estimular su producción.

El ministerio de Agricultura anunció que aquellos productores de soja que generen más de 1.000 toneladas anuales tendrán un aumento en la alícuota por derechos de exportación de 30% a 33%. Mientras que aquellos que entren en la categoría de pequeños productores, recibirán un beneficio de pagar menos alícuota.

Entre los que mejorarán su posición se encuentran la pesca, legumbres (lenteja, arveja, porotos y garbanzos), girasol, arroz, maní, porcino, maíces especiales, ovino, embutidos, harina y aceite de maíz.

Seguirán igual con una retención de 5% los productores de maíz, trigo, sorgo, carne bovina, leche, frutilla, limones, manzana, uva, algodón, hortalizas, papas, tomates, lechuga y vino.

La decisión del aumento se había confirmado el 27 de febrero, luego de una larga reunión entre representantes del agro y el ministerio de Agricultura. Según una fuente de alto cargo oficial “la decisión de subir las retenciones a la soja ya esta tomada” “la intención de esta suba a la soja no es recaudatorio sino para poder mejorar la situación de actividades del interior del país”.

Fuente: Ámbito