La actividad de las empresas chinas frenó en abril la caída registrada en marzo, pese a la menor demanda derivada de la recesión global, y alcanzó un superávit comercial de 318.150 millones de yuanes (US$ 45.450 millones).

Las exportaciones chinas registraron un inesperado aumento de 8,2% en abril respecto del mismo mes de 2019, alcanzando un valor de 1.407 billones de yuanes (US$ 201 mil millones), luego de la caída de 3,5% en marzo y tras reanudarse la actividad económica luego de la cuarentena por la pandemia de coronavirus.

La actividad de las empresas chinas frenó en abril la caída registrada en marzo, pese a la menor demanda derivada de la recesión global, y alcanzó un superávit comercial de 318.150 millones de yuanes (US$ 45.450 millones).

«Las exportaciones de bienes fueron mucho mejor de lo esperado, aunque este rebote de ventas será temporal y se debilitará en los próximos meses por la falta de demanda exterior, puesto que los principales socios comerciales de China se encuentran en recesión por las medidas de confinamiento y distanciamiento social para frenar la pandemia del coronavirus», explicó el analista de Oxford Economics, Tommy Wu, a la agencia de noticias DPA.

El analista dijo que «si bien no se espera un fuerte aumento en las importaciones, éste será mayor que el crecimiento de las exportaciones», dado que mientras China se recupera, sus socios comerciales continúan en recesión.

Sin embargo, la recuperación del consumo doméstico y el gasto en infraestructuras no fueron suficiente para compensar el hundimiento de la demanda exterior, por lo que se espera el lanzamiento de un paquete de estímulo macroeconómico para asistir a las empresas y paliar los efectos de la pandemia, reportó DPA.