El complejo se llevará a cabo en el Valle El Azufre, en una ubicación privilegiada que garantizará 5 meses de nieve seca de gran calidad. Los servicios del lugar funcionarán 100% con energías renovables.

Mendoza contará con un nuevo centro de esquí que promete revolucionar el mundo de los deportes invernales. “El Azufre” tendrá una ubicación privilegiada a 2400m de altura y a 210km de la ciudad de Malargüe. Esto garantizará 5 meses (de junio a octubre) de nieve seca de gran calidad.

Alejandro Spinello es uno de los socios fundadores del proyecto junto a Daniel Nofal y José Beccar. En declaraciones al medio local MDZ Online, Spinello indicó que “el proyecto no utilizará red de alta tensión, los servicios del lugar funcionarán 100% con energías renovables”.

El proyecto se lleva adelante desde hace 10 años, estudiando el suelo y variables meteorológicas junto a especialistas del CONICET. Siempre de acuerdo a lo indicado por el portal, especialistas en energía solar se encargaron de estudiar las curvas de nivel de las 4 estaciones, aconsejando incluir en los meses de menor exposición solar (invierno), energía eólica, geotérmica y microhidroeléctrica. La energía de base será la geotérmica, la cual se obtiene a partir del aprovechamiento del calor del interior de la Tierra.

La sustentabilidad, como eje central

El Azufre promete ser la estación de invierno más grande del Cono Sur y un nuevo polo turístico en Mendoza. Contará con más de 13 mil hectáreas donde se construirá el pueblo con hoteles que brindarán el servicio ski in/ski out, medios de elevación con la última tecnología y el fuera de pista más grande del mundo. El emprendimiento además tendrá una pista de ski de travesía al pie del Volcán Peteroa, la cual finalizará en piletas de aguas termales.

Este centro de esquí no sólo utilizará energías renovables sino que además no se venderán productos descartables de un sólo uso, “queremos transmitir que ser sustentable no es ser menos lujoso, se puede ofrecer un servicio de lujo y consciente a la vez”, agregó Spinello.

En la planificación se suma la idea de plantar en la zona más de 1 millón de árboles, con el objetivo de disminuir la huella de carbono y el impacto que genera el traslado hacia el lugar.

El sitio fue descubierto de casualidad comenta Spinello a MDZ Online: un invierno llegó a Mendoza una producción internacional a filmar una película de nieve. La locación inicial para el rodaje era Las Leñas, lamentablemente en ese momento no había nieve suficiente, por eso tuvieron que sobrevolar la montaña en helicóptero en búsqueda de mejores condiciones. “Ahí encontramos El Azufre”.

Al mismo se accede a través de la Ruta Provincial 226, conocida como la “ruta olvidada”. Es un camino de tierra (87 kilómetros) que proyectan pavimentarlo a futuro. Esta ruta se convierte en el Paso Vergara para llegar a Chile y se ubica al pie del Volcán Peteroa.