La web de la AFIP esta mañana funcionaba a medias por la afluencia de ingresos, y los solicitantes se encontraron con algunas sorpresas en los albores de la implementación de la medida 

Son las primeras horas del debut de los préstamos a tasa cero para monotributistas y la ansiedad se hizo notar. La web de la AFIP esta mañana funcionaba a medias por la afluencia de ingresos, y los solicitantes se encontraron con algunas sorpresas en los albores de la implementación de la medida.

La ansiedad era de esperarse. Después de varias semanas sin percibir ingresos y, en muchos casos, con los bolsillos ajustadísimos, los monotributistas, los autónomos y sus contadores ingresaron en masa a la web de la AFIP. “Ya iniciaron el trámite miles de personas”, confirmaron fuentes oficiales, y dijeron que hubo algunos problemas en el sitio “asociados a la alta demanda”, pero que “funciona”. A las 15, más de 30.000 personas habían pedido créditos. De ese universo, el 80% tiene tarjeta de crédito, es decir, que solo un 20% necesitaría que se le abra una cuenta por este motivo.

“Hay tiempo para tramitar el préstamo, porque estará disponible hasta el 29 de mayo, pero la sociedad no tiene tiempo para poder realizar sus compras”, explica Gabriela Russo, presidenta del Consejo Profesional de Ciencias Económicas, sobre el malestar generalizado entre quienes intentaron hoy conseguir el crédito.

El préstamo a tasa cero se acredita en la tarjeta de crédito, por lo que está pensado exclusivamente para el consumo. En muchos casos, con los ingresos casi nulos, ese consumo es de primera necesidad.

Esta mañana, la contadora pública Yanina Roco probó tramitar el crédito para 10 de sus clientes monotributistas. Más allá de los rechazos por no cumplir con los requisitos (como no percibir ingresos por una jubilación o por otro trabajo en relación de dependencia), la contadora asegura que hay muchos casos en los que los contribuyentes facturaron un servicio o un bien que luego no cobraron en este tiempo de cuarentena total.

Cabe recordar que el requisito es que el monto de la facturación electrónica del período comprendido entre el 12 de marzo y el 12 de abril de 2020 haya caído por debajo del promedio mensual del ingreso bruto mínimo de la categoría en la que se encuentre registrado. En el caso de los trabajadores autónomos, en cambio, se toma el período comprendido entre el 20 de marzo y el 19 de abril de 2019, respecto del mismo período de 2020.

Fue la principal queja de los contribuyentes en las redes esta mañana, porque no siempre se comprueba una variación negativa en los ingresos en un contexto en el que la cadena de pagos ya está rota.

Las razones de los rechazos de AFIP para el préstamo a tasa cero

En este sentido, el Consejo Profesional de Ciencias Económicas planteó ante la AFIP y ante el comité creado para evaluar las medidas que los requisitos se rijan por el principio de lo percibido y no de lo devengado.

Lee también: CRÉDITOS A TASA 0%: LA AFIP DEFINIRÁ QUÉ MONOTRIBUTISTAS Y AUTÓNOMOS PODRÁN SOLICITARLO

En la misma línea, contadores comprobaron que trabajadores autónomos que no estaban en actividad entre el 12 de marzo y el 12 de abril de 2019 (por caso, alguien que haya empezado a facturar en noviembre del año pasado) tampoco pudieron acceder al beneficio. Entre las explicaciones por las que un contribuyente autónomo no cumple con los requisitos de elegibilidad, se encuentran el registro en AFIP con posterioridad al 12 de abril de 2019.

Las razones del rechazo de la AFIP para el préstamo a tasa cero

En la categoría más baja del monotributo, la A, se suma otro inconveniente. Si facturaron cualquier monto mayor a cero, explica el contador Marcos Felice, entonces ya no cumplen con uno de los requisitos de elegibilidad que indica que la facturación por ventas entre el 12 de marzo y el 12 de abril de 2020 sea mayor al límite inferior de la categoría del contribuyente.

A la categoría más baja esto los excluye por completo, explica, porque no deberían haber facturado en ese período para poder cumplir con el requisito. “Al menos así está por ahora, y no se sabe si es por un error del sistema o porque AFIP está tomando al pie de la letra la norma y no está prevista esta cuestión”, dice Felice.

Finalmente, Ezequiel Pasarelli, socio y director de Impuestos de SCI, advirtió que, como el crédito se acredita en la tarjeta de crédito, quienes no tengan plástico “se las van a tener que ingeniar un poco”. Hay disponible una opción, pero deberán hacer un paso extra: que un banco cercano le entregue a ese contribuyente una tarjeta con el préstamo.

Por último, fuentes de distintas asociaciones de bancos explicaron que los sistemas ya están adaptados y disponibles para que todo se empiece a procesar, pero que todavía se está en una etapa inicial de solicitud.

Desde la AFIP volvieron a aclarar que la información de las solicitudes será enviada al Banco Central que a la vez distribuirá eso a la entidades financieras que tendrán algunos días para tomar contacto con los clientes y acreditar el importe.

Fuente: La Nación