La planta cordobesa de Bio4, radicada en Río Cuarto, decidió diversificar su línea de fabricación para obtener un alcohol de mayor calidad, apto para ser utilizado como materia prima en la elaboración de alcohol sanitizante y en gel.

La decisión de la firma se debe principalmente a la caída en la demanda de bioetanol, su principal producto. Pero también como una forma de hacerle frente la crisis sanitaria del Covid-19 para satisfacer un mercado altamente demandante de productos para la higiene y la prevención de la pandemia.

Durante la recorrida por la planta con autoridades provinciales, se renovó el pedido del sector de elevar el corte de los combustibles del 12 al 15 % con etanol.

Del etanol al alcohol en gel

Por medio de una serie de inversiones y modificaciones llevadas a cabo en un sector de su planta industrial, la firma cordobesa logró diversificar sus procesos en solo 30 días para desarrollar un alcohol de mayor calidad, producto que se usará como materia prima en la elaboración a gran escala de alcohol sanitizante y en gel.

Estas adaptaciones permitirán obtener un producto de suma utilidad en la actual coyuntura sanitaria, ya que abastecerán con estos productos para la higiene de forma mayorista a laboratorios y elaboradores.

A partir de esta puesta en marcha se podrán producir casi 3 millones de frascos de medio litro de alcohol sanitizante por mes”, anunciaron desde la empresa.

De este modo, Bio4 ha logrado poner en marcha equipos que hasta el momento estaban sin producir, debido a la baja demanda y la caída en las ventas de etanol.

Producción y Reclamo

Durante el mes de abril las empresas petroleras mermaron en un 80% el retiro de alcohol con el que se cortan las naftas a un 12%”, alertó en un comunicado la firma con sede a la altura del km 609 de la Ruta Nacional 8, distante a unos 200 kilómetros de la capital cordobesa.

La baja en la demanda de etanol “llevó a que la empresa produzca a un ritmo mínimo durante un tiempo, hasta ver completamente llenos sus tanques de almacenamiento y decidir frenar la actividad momentáneamente en las últimas semanas”, agregaron.

La planta tiene una capacidad de producción de 90 millones de litros anuales de etanol, para lo cual procesa más de 200 mil toneladas de maíz.

El precio del etanol arrastra dificultades desde marzo de 2019, cuando la gestión anterior a nivel nacional decidió desactivar la fórmula para el cálculo del precio del producto”, recordaron.

Además, advirtieron “que el valor del producto está congelado desde diciembre, y la ley de biocombustibles que rige la actividad vence en 2021”.

El sector etanolero lleva mucho tiempo pidiendo por un aumento en el corte de los combustibles del actual 12 % al 15%.

Lee también: SCHIARETTI PIDIÓ RESPONSABILIDAD SOCIAL EN LA APERTURA DE LA CUARENTENA

En este sentido, durante la recorrida por las instalaciones de la planta, el vicegobernador Calvo ratificó el objetivo trazado por el gobierno provincial en el sentido de acompañar los pedidos del sector del bioetanol local, trabajando junto a la Nación para elevar el corte de los biocombustibles del 12 al 15 %, lo cual redundará en más trabajo para los cordobeses y para las plantas de este tipo radicadas en la provincia.

Junto a Calvo, también participaron del anuncio realizado por Bio4, el intendente de Río Cuarto Juan Manuel Llamosas, el diputado nacional Carlos Gutiérrez; los ministros de Industria, Comercio y Minería, Eduardo Acastello y de Agricultura y Ganadería, Sergio Busso, junto a autoridades de la firma e intendentes de la región.

Fuente: Agroverdad