A comienzos de este 2020, las imágenes de hospitales chinos, levantados en apenas semanas para alojar a pacientes con Covid-19 sorprendieron al mundo.

En Argentina, una proeza similar se llevó a cabo en abril, con la construcción de 11 hospitales modulares en 20 días que -a diferencia de los chinos- quedarán en pie una vez que termine la pandemia. 

Las obras estuvieron a cargo de Ecosan, una empresa familiar creada en 1998 por Juan Pablo Rudoni, cuyo negocio principal fue virando desde el armado e instalación de baños químicos hacia la construcción de obradores, módulos habitacionales, oficinas para la industria petrolera y minera; y gabinetes para atención sanitaria. 

Contra reloj, (las obras se iniciaron el 10 de abril tras la adjudicación por licitación internacional, y se terminaron el 30), Ecosan movilizó 300 camiones con materiales en plena cuarentena.

Trabajaron 800 personas (un promedio de 72 operarios por hospital) entre ingenieros, arquitectos, técnicos en Seguridad e Higiene, montadores, y electricistas, en 11 localidades de las provincias de Buenos Aires, Chaco, Córdoba y Santa Fe. 

Fuente: Agenda Pyme