La caída de una de cada cinco pymes puede implicar la pérdida de un 15% de empleos, según un informe del Centro de Comercio Internacional, organismo puente entre Naciones Unidas y la Organización Mundial de Comercio.

El 20% de las pymes mundiales teme verse obligada a declararse en quiebra en menos de tres meses por la crisis derivada del coronavirus, reveló un informe publicado este lunes por el Centro de Comercio Internacional (CCI).

El estudio del CCI, organismo puente entre Naciones Unidas (ONU) y la Organización Mundial de Comercio (OMC), indicó que un 55% de las pymes consultadas indicaron estar “gravemente afectadas” por la crisis sanitaria y económica.

Según el relevamiento ese porcentaje aumenta cuanto más pequeña es la empresa: en las micro la preocupación se extiende hasta el 64%, mientras que sólo el 40% de las grandes compañías manifestó estar afectada seriamente por la crisis.
La quiebra de una de cada cinco pymes mundiales puede implicar la pérdida de un 15% de empleos, destacó el informe, según reportó la agencia EFE.

“Ya antes sabíamos que 2020 no iba a ser un año fácil y nos hemos encontrado con una crisis sanitaria con muchas implicaciones, no sólo en la salud, sino también en la economía”, indicó la directora ejecutiva del CCI, Dorothy Tembo, al presentar los resultados.

Por sectores, el sondeo indica que el más golpeado por la pandemia fue el hotelero, donde 76% de los encuestados manifestó verse afectado, seguido por la industria no alimentaria (66%), el comercio mayorista y minorista (65%) y el transporte (61%).
Tembo remarcó la necesidad de trazar estrategias para proteger a las pymes de la crisis económica, “dado que emplean un 70% de la mano de obra global, porcentaje que es aún mayor en los países en desarrollo”.

El estudio también calculó las pérdidas que los confinamientos en las tres mayores economías (Unión Europea, Estados Unidos y China) produjeron en las exportaciones de la cadena global de producción: US$ 126.300 millones.

Los datos del organismo añadieron pesimismo a un panorama económico sombrío en el que el Fondo Monetario Internacional prevé una caída global del PBI de hasta 3%, mientras la OMC calculó que el comercio global caerá entre 12% y 32%, y la ONU vaticinó un descenso de la inversión foránea de hasta 40%.

Fuente: Télam