El Presidente informó que la cerealera, actualmente en convocatoria de acreedores, será intervenida por 60 días para garantizar la continuidad de la empresa y la conservación de los 7000 puestos de trabajo. Gabriel Delgado será el interventor. El Gobierno enviará al Congreso un proyecto de ley para la expropiación, que declarará a la compañía de “utilidad pública”.

El presidente Alberto Fernández anunció que firmó un decreto de necesidad y urgencia que dispone la intervención por 60 días de la empresa cerealera Vicentin . Además confirmó que el Gobierno enviará al Congreso un proyecto de ley para expropiarla. “Es una decisión estratégica para la economía nacional”, afirmó el mandatario.

Fernández remarcó que Vicentin es “un grupo de gran trascendencia que de un tiempo a esta parte ha expresado una enorme crisis” y remarcó que el plan es rescatar la compañía, proteger los puestos de trabajo y “que los pequeños produrctores puedan seguir contando con una empresa a la que venderle lo que ellos producen”. “Tener una empresa testigo en el mercado de cereales es muy importante”, aseguró.

El Presidente anunció que todos los activos del Grupo Vicentin serán parte de un grupo fiduciario que estará a cargo de YPF Agro.

La versión comenzó a cobrar cuerpo en la mañana de hoy, especialmente en la zona del cordón industrial rosarino y en la Bolsa de Comercio local, presidida hasta no hace mucho por el principal ejecutivo de la empresa Vicentin, Alberto Padoan. “Argentina no puede perder una empresa de esa dimensión”, dijo a Pagina/12 una alta fuente del gobierno de Santa Fe que parecía estar al corriente de lo que sería un anuncio en la Casa Rosada.

lee también: RÉCORD DE EXPORTACIONES AGROINDUSTRIALES

Vicentin entró a fines de 2019 en proceso de convocatoria de acreedores a pesar de haber accedido a sucesivos millonarios créditos estatales de parte del gobierno de Macri, la mayoría de ellos otorgados por el Banco Nación luego de la derrota electoral de Juntos por el Cambio.