Así lo reveló un estudio privado realizado entre compañías de Argentina, Chile y Colombia. Los aspectos que más ponderaron de esta modalidad son el compromiso y el desempeño, eficiencia, la cercanía y el control.

El 47% de las empresas sostendrá el teletrabajo post pandemia de coronavirus, de acuerdo con un estudio privado que relevó las ventajas y desafíos frente a la nueva modalidad laboral home office.

Según el relevamiento realizado por Apex America en empresas de la Argentina, Chile y Colombia, el 93% de las empresas logró mantener o mejorar sus resultados, lo que hace que proyecten conservar y mejorar su modalidad remota, y un 47% anticipa sostener el teletrabajo en los distintos niveles cuando termine el confinamiento, mientras que el 42% aún no lo descarta.

Las empresas manifestaron los siete aspectos más relevantes a trabajar para virar al trabajo remoto: compromiso y desempeño 22%, eficiencia 20%, cercanía 17%, control 16%, conectividad 11%, entrenamiento 7% y seguridad 6%.

Según Apex America, “unos de los principales desafíos que trae el home office a las empresas es que el colaborador tiene un rol más activo, y es en este punto donde su bienestar y su experiencia se tornan más críticos que nunca”.

“Estos colaboradores que toman la responsabilidad de autoliderarse en remoto necesitan de nuevas estructuras organizacionales que van desde la infraestructura que disponen en sus casas o los modelos de capacitación con los que incorporan nuevas competencias, hasta la manera en que se mantienen motivados para entregar la mejor calidad”, agregó.

Desde el punto de vista del trabajador

Asimismo, un 80% de los encuestados consideró buena la experiencia de home office; 56,8% dijo haber tardado un día en adaptarse, mientras que el 22,7% necesitó entre dos y tres jornadas laborales; y un 9,1% de los colaboradores aún no se siente adaptado a esta modalidad.

El 81,8% aseguró que lo que más extraña de ir a la oficina es ver a sus compañeros, mientras que entre las complicaciones previsibles más comunes aparecen tres principales: conectividad, si bien un 77,5% considera que su conexión a internet es buena, fue uno de los motivos de estrés o incertidumbre más frecuentes al inicio de la experiencia; seguido del correcto funcionamiento de llamadas y la usabilidad de los sistemas.

“Estamos convencidos de que una de las maneras de apoyar a los colaboradores es facilitándoles las herramientas para que autogestionen sus resultados, a través de la entrega de, por ejemplo, el acceso a la información de su desempeño, ayudándolos para alcanzar la excelencia operativa y dándoles la capacidad de resolver los problemas con autonomía, entre otras cosas”, dijo Denise Henry, Co-Ceo de la empresa.

“Del informe se desprende justamente que los colaboradores valoran esto, reafirmando su lealtad y orgullo de pertenecer a la organización”, concluyó.