La pandemia está acelerando la reconversión tecnológica de las PyMEs. Hoy, 7 de cada 10 ventas ya son online y los pagos digitales representan la mitad de sus operaciones. Según un estudio realizado por Mercado Libre y Trendsity, el comercio electrónico se volvió clave para llegar a los clientes y sostener a los colaboradores en tiempos de coronavirus.

Las pequeñas y medianas empresas son las grandes protagonistas de la recuperación económica en la era post Covid-19 y la transformación digital se ha convertido en un factor clave para atravesar la crisis, sostener a los colaboradores y avanzar en un plan de crecimiento sostenible a mediano y largo plazo. En este marco, el ecosistema de Mercado Libre se consolida como un aliado fundamental para las PyMEs, que se están apoyando fuertemente en el comercio electrónico y los pagos digitales para mantener su fuente de ingresos en estos tiempos difíciles.

La transformación digital, motor de la recuperación económica

Es lo que surge del estudio “PyMEs argentinas: Cómo atraviesan la pandemia”, realizado por Mercado Libre y Trendsity. El mismo muestra cómo las pequeñas y medianas empresas argentinas aceleran su transformación digital como el principal recurso para sostener su actividad en el contexto de pandemia.

El relevamiento, que incluyó una encuesta online a 2.100 emprendimientos en todo el país, confirma al comercio electrónico y a los servicios de pagos digitales como las herramientas más valoradas para la reactivación económica de este segmento. Hacer crecer las ventas, llegar a potenciales nuevos clientes, mantener las fuentes de trabajo, generar nuevos empleos indirectos y avanzar hacia una mayor digitalización, son los principales atributos destacados por los encuestados.

“La situación actual aceleró tendencias forzando a una transformación digital que protagonizaron muchas PyMEs, por la necesidad de sostener su actividad y también por la responsabilidad frente a sus colaboradores. Comprobamos en la investigación que al lograrlo pudieron obtener un crecimiento de ventas, especialmente de categorías vinculadas a los nuevos estilos de vida que impuso la cuarentena, utilizando plataformas como Mercado Libre y Mercado Pago. También se verifica que las plataformas brindaron la posibilidad de volcarse a una nueva actividad como emprendedores: 1 de cada 8 nuevas PyMEs que se suma al comercio electrónico corresponde a un nuevo emprendimiento iniciado durante la cuarentena”, afirma Mariela Mociulsky, CEO de Trendsity.

Principales hallazgos del estudio

Compartimos algunas de las claves del estudio:

  • EL COMERCIO ELECTRÓNICO COMO FACTOR CLAVE para poder seguir operando en estos meses de aislamiento social preventivo y obligatorio. De ahí que los encuestados revelaran que 7 de cada 10 ventas se completa de manera online, con 5 de esas operaciones que se realizan a través de Mercado Libre.
  • La plataforma no sólo resultó clave para consolidar y hacer crecer la fuente de ingresos de las PyMEs, sino además como un DINAMIZADOR DE EMPLEO GENUINO. En 9 cada 10 PyMEs la operación electrónica permitió sostener la nómina de sus colaboradores en este contexto e incluso un 42% de los encuestados necesitó contratar algún nuevo recurso para trabajar en el renovado paradigma digital.
  • Estos meses de cuarentena marcan también un punto de inflexión en LOS PAGOS DIGITALES, QUE YA REPRESENTAN LA MITAD DE LAS OPERACIONES de las PyMEs relevadas. De hecho, 2 de cada 3 considera que la gestión de cobros por otras vías que no fuera el efectivo fue clave para poder seguir operando en este contexto.
  • LA DIGITALIZACIÓN SE CONSOLIDA COMO UN CANAL PARA AMPLIAR LA BASE DE CLIENTES y como plataforma de soluciones para operar en contexto de emergencia de las PyMEs. Así es que 9 de cada 10 encuestados opina que la venta online le permite llegar a una mayor cantidad de clientes potenciales, mientras 8 de cada 10 reconoce esa misma tendencia cuando se trata de ofrecer opciones de pago electrónicas.

La digitalización es un motor para ampliar la base de clientes y es una plataforma de soluciones para operar en contexto de emergencia de las PyMEs

  • EL IMPACTO POSITIVO DE LA EXPERIENCIA DIGITAL DE LAS PYMES SE PROYECTA EN EL TIEMPO. Para el 75% de los encuestados, la posibilidad de seguir generando ventas representa la principal ventaja al operar en plataformas online como Mercado Libre, mientras que 6 de cada 10 tienen esa misma percepción respecto de los pagos electrónicos. En ambos, MÁS DEL 90% SEGUIRÁ USANDO EL COMERCIO Y LOS PAGOS ELECTRÓNICOS DESPUÉS DE LA PANDEMIA, en la “vuelta a la normalidad”.

Casos en primera persona

Federico Heyd es uno de los protagonistas de la reactivación económica de las PyMEs argentinas. A cargo de El Palacio del Rodado, se trata de un emprendimiento familiar de bicicletería y equipamiento deportivo en Córdoba, creado en 1958, y que cuenta hoy con 20 colaboradores.

El comercio venía de una operación habitual con un 80% de ventas físicas, hasta que en cuarentena registró un aumento de demanda en productos de menor circulación, como bicicletas fijas para spinning, cintas para correr/caminar y caminadores, en muchos casos para nuevos clientes. Esas ventas fueron el motor durante los primeros días de la nueva era, en la que El Palacio del Rodado se convirtió al paradigma digital: las operaciones por el canal online duplican o hasta triplicaron las ventas.

“El comercio electrónico nos abrió oportunidades. Es un proceso que llegó para quedarse, no tiene sentido volver atrás”, dice Federico Heyd

“Nuestra plataforma cobra un rol social cada vez más relevante poniendo al servicio de PyMEs y emprendedores diferentes herramientas tecnológicas, financieras y de capacitación. Somos conscientes de que detrás del comercio electrónico hay millones de personas que dependen de ella como principal fuente de sustento. Por eso, apoyar a nuestros socios de la cadena de valor significa también acompañar a miles de proyectos que tuvieron que cambiar todo su modelo de negocios”, sostiene Karen Bruck, VP de Marketplace de Mercado Libre.

Lee también: LA HORA DEL ECOMMERCE B2B PARA LAS PYMES ARGENTINA

Ese mismo espíritu de transformación es el que interpretó Juan Pablo Romaniello, quien lidera una empresa joven cuyo objetivo es reinventar la forma de comprar frutas y verduras a restaurantes y comercios gastronómicos. Miembro de una familia de puesteros en el Mercado de Abasto de Córdoba, se propuso en 2016 abrirse del negocio familiar y conectar a productores de frutas y verduras.

Durante la cuarentena escaló a más de 1.200 consumidores finales en dos meses. A partir de haber implementado el sistema de cobro digital en Mercado Pago como única opción en su propia web, pudo triplicar su facturación, con 100/120 pedidos diarios y el despacho de 104.796 kilos de frutas y verduras.

“Decidimos operar sólo con Mercado Pago. Resultó clave haber agilizado los procesos a través de la tecnología. Fue clave porque nos apalancar mucho la venta”,  dice Juan Pablo Romaniello

“Estos datos confirman que los hábitos de consumo y estilos de vida cambiarán de forma permanente, con cada vez más gente dispuesta a adoptar pagos móviles como Mercado Pago. Se trata de una herramienta útil que, sobre todo en esta cuarentena, vimos cómo se amplió a todo de tipo de comercios con productos esenciales, desde supermercados y farmacias hasta verdulerías y almacenes de cercanía”, dice Paula Arregui, COO de Mercado Pago.

La reconversión digital, motor de la recuperación post Covid

La pandemia aceleró los cambios y profundizó el rol que la tecnología tiene en la sociedad. Desde su nacimiento hace 21 años, Mercado Libre conecta a las pequeños y medianos comercios con potenciales clientes para que puedan desarrollarse a través de la innovación y la tecnología.

En este proceso de profundización del acompañamiento a las PyMEs, Mercado Libre asume el compromiso de ser parte del motor de la recuperación económica y social en la Argentina. El comercio electrónico y los medios de pago digitales son hoy más relevantes que nunca, y así también lo entendieron las 4.100 PyMEs que se sumaron a la venta online en Mercado Libre a partir del 20 de marzo, y las 34.400 PyMEs que se sumaron a los cobros digitales en Mercado Pago.

De estas nuevas PyMEs que se sumaron al ecosistema, 1 de cada 8 que venden por Mercado Libre, corresponde a un nuevo emprendimiento iniciado durante la cuarentena. Y en el caso de Mercado Pago, 1 de cada 10 de las nuevas PyMEs corresponde a un nuevo emprendimiento iniciado en este contexto.

Desde el 20 de marzo, se sumaron 4.100 nuevas PyMEs a Mercado Libre con resultados positivos en sus operaciones

Hay PyMEs que nacieron y se desarrollaron junto con Mercado Libre. Se trata de la confirmación de la capacidad para ayudarlas a cumplir sus sueños. El futuro está en potenciarlas para que puedan adaptarse al futuro con nuevas herramientas y transformar la realidad, con más fuerza que nunca.

Fuenet: Ideas Mercado Libre