PedidosYa sigue a Mercado Libre y lanza su tienda para compras online. Los súper piden que operen en las mismas condiciones. El encuadre gremial.

Las plataformas de internet se meten en el negocio del supermercadismo. Con el comienzo de cuarentena contra el coronavirus, Mercado Libre puso en marcha su supermercado y ahora es PedidosYa la que lanza su “market” 100% online. Los súper tradicionales, por su parte, crecen en el segmento online y paquetizan su oferta para poder competir con entregas rápidas. 

El “Market PedidosYa” es el segundo en la región. Trabaja con stock propio y en una primera etapa atiende sólo la Ciudad de Buenos Aires, con la promesa de llevar el pedido en 30 minutos en la mayoría de los barrios. “Los pedidos serán preparados por personal shoppers en un promedio de 5 minutos, lo que se logra con un sistema ágil de armado y facturación”, explica la empresa. Los pedidos sólo pueden hacerse por la plataforma, en un horario que hoy es el de las grandes superficies de compra: de 9 a 20.

“Vemos como algo positivo complementar nuestra oferta actual de supermercados con nuestra propuesta de ofrecer productos específicos de conveniencia de manera eficiente, y cumpliendo con los estándares de servicio”, explica Sebastián Genesio, Gerente General de PedidosYa Argentina.

Para los supermercados, la competencia es bienvenida, siempre y cuando se realice en las mismas condiciones. Mercado Libre se sumó con el arranque de la pandemia también a su propio servicio de tienda para la compra de alimentos, productos de limpieza e higiene personal, con envío a domicilio. El proyecto del supermercado propio de PedidosYa lleva más de un año de trabajo y desarrollo interno y busca maximizar las posibilidades de los usuarios a pedir desde su casa, con una oferta centralizada en los productos más solicitados. 

“No nos asusta la competencia. Estamos a favor de un mercado competitivo. Este es un mercado donde hay muchos competidores, regionales, internacionales, chicos. El tema es que compitan con las mismas reglas”, explicó Juan Vasco Martínez, director ejecutivo de ASU, la Asociación de Supermercados Unidos. “Representamos 100 mil puestos de trabajo, todos formales y con un salario que es en promedio un 15% mayor que el de convenio de Comercio”.

Esa igualdad de condiciones que reclaman las grandes superficies, apuntan al encuadramiento gremial de los trabajadores. Mientras los trabajadores de apps se organizan en distintas agrupaciones, algunas sin personería, los empleados de los súpers están bajo el convenio del sindicato de Comercio para los empleados y en el sindicato de Camioneros en el caso del sector de logística. 

Con el aislamiento social contra el coronavirus, los supermercados también se volcaron con fuerza al e-commerce. “En 2009 lo empezó a dar con la gripe A y eso estimuló a comprar en el canal online. Posiblemente esto deje un mayor acostumbramiento a la compra online”, señaló Vasco Martínez. En el caso de las cadenas de súper, todas duplicaron sus operaciones por e-commerce. Para las que tenían bases muy bajas de ventas por internet, el crecimiento fue del 400%. “En una de las cadenas que lo tenía más desarrollado, hoy representa el 15% de la facturación”, puntualizó el directivo de ASU.

En las reuniones donde se miraba el mediano plazo, las cadenas ya hablaban de volcarse al omnicanal, un sistema de ventas que incluía todo. Compra en persona con envío, compra por internet con pick up (la posibilidad de ir a buscarlo al punto más conveniente) o la compra online más el envío, con productos electrónicos, frescos y de almacén. El covid-19 aceleró lo que era una mirada ‘futurista’ y hoy se abrieron todas las opciones.

“Cuando comenzó la cuarentena, en respuesta a una creciente demanda de nuestros canales on-line sumamos nuevos servicios de delivery y combos pensados para cubrir las necesidades de nuestros clientes en ese nuevo escenario”, explicaron voceros de Cencosud. En la web de Jumbo, por ejemplo, se pueden comprar kits con envío rápido, paquetes de productos según el rubro: comenzaron con alimentos y limpieza y se fueron ampliando al bolsón de vegetales o combos de snacks. “Estos kits llegaron a representar el 15% del volumen de pedidos, principalmente en AMBA”, agregaron. El delivery express tiene entrega en 36 horas. El servicio “al auto” puso en marcha la entrega directa al cliente en los locales, sin bajarse del auto.

Fuente: Tres Lineas