Un informe realizado por CAME indicó que durante el tercer mes de la cuarentena por el coronavirus las ventas cayeron ese porcentaje en términos anuales, y que incluye tanto la modalidad online como en locales físicos. “Solo un 12% de los comercios relevados pudo escapar a las consecuencias de la pandemia y finalizar el mes en alza. El resto tuvieron derrumbes de hasta 100%”, destacaron.

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) informó que las cantidades vendidas por los comercios minoristas descendieron 50,8% en mayo frente a igual mes de 2019 -medidas en cantidades-, siendo que todos los rubros finalizaron en baja frente al menor consumo generalizado que provoca el declive en los ingresos, la menor circulación de gente en las calles, y la incertidumbre.

Así surge de la medición que realizó la entidad en base a 1.100 comercios de todo el país relevados entre el lunes 1° y el sábado 6 de junio por un equipo de 30 encuestadores localizados en las capitales del país, GBA y CABA.

“Hay fuerte preocupación en los negocios por la falta de ventas. La mayoría ya implementó la modalidad electrónica, algunos invirtieron en publicidad en redes, aun así, la salida es poca y no se cubren los gastos fijos. Además, hubo problemas con los proveedores y las entregas no están llegando a tiempo”, señalaron desde CAME.

En efecto, el informe arrojó que los rubros de mayor desplome fueron “Relojerías, Joyerías y bijouterie” (-75,6%); “Indumentaria” (-74,5%); “Mueblerías, decoración y artículos para el hogar” (-73,2%); “Electrodomésticos y artículos electrónicos (-69,6%); y “Bazar y Regalos” (-69,1%).

Por otra parte, los ramos con menos caídas interanuales en el mes fueron “Farmacias” (-12,9%); “Alimentos y Bebidas” (-14,8%); y “Ferreterías, materiales eléctricos y para la construcción” (-35,5%). Los tres sectores, que fueron esenciales desde el inicio de la cuarentena, cayeron por debajo del promedio.

“En mayo, nuevamente hubo mucha disparidad de ventas entre ramos, entre ciudades y entre comercios de un mismo sector según la política seguida frente a la cuarentena. Hubo negocios que cerraron al 100% y no vendieron nada, otros que se abocaron al e-commerce, algunos que abrieron con rangos horarios más largos y otros más cortos. Todo eso estuvo determinado por las medidas de cada ciudad frente a la pandemia y la presencia o no de casos de coronavirus”, analizaron desde la entidad que conduce Gerardo Díaz Beltrán, quienes además observaron que durante el quinto mes del 2020 el 85% de los comercios tuvo caídas en las ventas y sólo el 12,2% se mantuvo con aumentos, siendo que las subas se registraron en “Farmacias”, principalmente, seguido por “Alimentos y Bebidas”.