La actividad del rubro electrónico registró un derrumbe de 80%. Una de cada cinco pequeñas y medianas industrias están en “situación crítica”, según CAME.

La producción de las pymes industriales cayó 53,1% en abril frente a igual mes del año pasado por la cuarentena, según un informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

En la comparación mensual, la actividad en las pequeñas y medianas fábricas se desplomó 37%. Los 11 rubros industriales que releva CAME entre 300 pymes de todo el país registraron caídas, aunque con menor intensidad en las empresas con más de 50 empleados, donde el declive anual fue de 44,9%.

En la comparación anual, la menor caída ocurrió en Alimentos y bebidas (-16,2%) y una de las mayores en Productos electromecánicos, informática (-79,4%).

Otro de los rubros que estuvieron entre los derrumbes más profundos en la comparación anual, fue Textiles e indumentaria (-73,5%), seguido por Material de transporte (-71,7%), Productos de metal, maquinaria y equipo (-71,6%) y Productos de caucho y plástico (-68,4%).

En el caso de Papel, Cartón, Edición e impresión la producción descendió 41,2%, con más actividad en aquellas empresas vinculadas a los rubros Alimentos y Bebidas y Minerales no Metálicos.

En la industria metalmecánica, hubo demanda principalmente ligada al agro, y como refugio frente a riesgos de mayores aumentos del dólar, lo que sostuvo algunas ventas. Además, hubo empresas que se sostuvieron con entregas de bienes pedidos en diciembre, enero y febrero.

En mayo, mes de esta encuesta cualitativa, creció a niveles récord la cantidad de empresas en situación crítica (20% está en esa condición), mientras que otro 34% define su actualidad como mala; sólo 17% tiene actividad buena o muy buena. Para los próximos seis meses, solo 26% de las firmas del panel cree que las ventas subirán, concluyó el trabajo.

La caída de abril, que fue un mes completo en aislamiento social obligatorio, fue el doble en relación a marzo (28,8%), en el que la cuarentena había tenido lugar en los últimos diez días.