Encabezados por Emiliano Yacobitti, diputados radicales presentaron un proyecto de ley que propone condonar las deudas en servicios de las pymes, ya sea en forma parcial o total, con el fin de generar un alivio a aquellas empresas que en los últimos tres meses no pagaron luz, agua, gas, ni impuesto inmobiliario, en el marco de la pandemia del coronavirus.

A través de la iniciativa, los diputados proponen que la condonación de la deuda se aplique desde el comienzo del aislamiento obligatorio, es decir retroactiva al 20 de marzo, y que se mantenga hasta que se dé por terminada la cuarentena.

En el enunciado del proyecto, los diputados solicitaron al Poder Ejecutivo “arbitre los medios necesarios para diseñar un plan especial de condonación total o parcial de deudas sobre las tarifas de los servicios públicos, desde el inicio del aislamiento social para aquellas micro, pequeñas y medianas empresas dedicadas a actividades consideradas no esenciales”.

“Con el fin de contener la grave emergencia económica y social, sugerimos al Gobierno Nacional contemple la realidad que atraviesan las MiPyME y se implementen las acciones necesarias para evitar la acumulación de deudas de servicios públicos que se transformen en impagables”, aseveraron.

Advirtieron asimismo que, de no atender esta situación, se generará “el cierre de uno de los motores de nuestra economía” y se podría perder “la fuente de trabajo para miles de habitantes del país”.

Añadieron que “la merma de la actividad económica y la limitación en la circulación de personas afecta fuertemente los ingresos y perjudica a muchos trabajadores y trabajadoras, micro, pequeñas y medianas empresas (MiPyME), industriales, que no pueden realizar sus actividades laborales como de costumbre.

Además, los legisladores advirtieron que “los grandes centros urbanos del país serán los que sufrirán el ASPO más prolongado y rígido, tanto por cantidad de casos como por aglomeración, densidad y tránsito”.

Según un informe especial del Observatorio PyME (FOP), que se destaca en el texto, se estima que desde inicio de mayo el porcentaje de las MiPyME no operativas disminuyó 15 puntos (pasando de un 40% a un 25%), lo que implica que 77 mil empresas reabrieron sus puertas y 279 mil asalariados se reincorporaran a sus trabajos”.

El proyecto lleva además las firmas de los diputados de la UCR-Evolución Carla Carrizo, Dolores Martínez, Gonzalo del Cerro, Federico Zamarbide, Claudia Najul y Juan Martín.