La empresa Coradir, radicada en la provincia de San Luis, se sumó hoy a la carrera de la electrificación del parque automotor argentino, al presentar los primeros prototipos de Tito, el auto eléctrico de fabricación puntana, que se anuncia como el más económico del país, con un precio de 10 mil dólares.

Luego de una carga de 8 horas, «Tito» (un vehículo para uso en ciudad) tiene una autonomía de 100 kilómetros, y desarrolla una velocidad máxima es de 65 kilómetros por hora.

Está equipado con dos asientos delanteros y dos traseros, que son rebatibles para lograr más espacio de carga. Además, tiene carrocería de origen chino que será reemplazada por una nacional. La electrónica y las baterías son diseño de la compañía.

Asoma “Tito”, el auto eléctrico puntano

Tito, por cuyo precio podríamos denominar como «el auto baratito», está en proceso de certificación para que se le permita circular en la provincia y en el resto del país. La firma planea comercializarlo en todo el país. Tendrá un costo al público de 10.000 dólares. “Es a dólar oficial, hoy sería unos $720.000”, mencionó. Los tiempos de entrega rondarán de 60 a 90 días.

Hasta ahora, los datos oficiales que difundió Coradir sobre el Tito son los siguientes:

Producción y posicionamiento: Se producirá en San Luis, generará 40 puestos de trabajo y saldrá a la venta a fin de año. Tendrá un precio de venta de 10 mil dólares o 720 mil pesos. Competirá contra el Volt Motors cordobés, que cuesta el doble y ya está siendo comprado por dependencias del Estado.

Baterías y prestaciones: Juan Manuel Baretto, presidente de Coradir, informó que las baterías se están desarrollando en alianza con la empresa argentina Probattery. Con baterías de plomo declara una autonomía de 100 kilómetros y una velocidad máxima de 65 km/h. El tiempo de recarga de baterías es de ocho horas. Tiene capacidad para cuatro pasajeros. Con baterías de litio se puede “triplicar” esa autonomía.

Diseño y carrocería: El diseño fue tomado de un producto chino ya existente. Las piezas del vehículo vendrían importadas de China y el ensamblado se haría en San Luis. Para más adelante prometen producir las partes de carrocería en material kevlar y aluminio, con el apoyo de una autopartista de Munro (Buenos Aires).

Ventas y homologación: En el primer año planean vender un máximo de 250 vehículos. Se estudia una segunda motorización más potente, para lograr una mayor velocidad. Se encuentra en proceso de homologación.

Fecha de lanzamiento: Diciembre 2020