El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, presentó los detalles de la nueva etapa del programa ATP. Se realizará una “calibración” para seguir asistiendo a empresas en dificultades para afrontar el pago de los salarios. Por otro lado, se dejará de hacer una diferenciación por zonas o regiones para acceder al programa, y solo se tomará como parámetro la facturación.

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, presentó la nueva etapa del programa ATP (Asistencia al Trabajo y la Producción), destacó la gradual recuperación de la economía y habló de una “calibración” en la que se incorporará financiamiento para las empresas que registren una mejora interanual en la facturación.

El Estado continuará pagando parte de los salarios de los trabajadores del sector privado de las empresas cuya facturación haya caído en junio 2020 frente al mismo mes de 2019. El beneficio se pagará sin importar si se encuentran en zonas ASPO (Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio) o DISPO (Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio) dada la evolución de los indicadores sanitarios que indican focos de contagio en varias provincias y/o ciudades del país, y el único parámetro a tener en cuenta será el de la facturación.

Kulfas precisó que “en el sector industrial todavía estamos 12% abajo del período previo a la pandemia”, durante un acto en la residencia de Olivos que encabezó el presidente Alberto Fernández“Estamos viendo un proceso donde se recupera paulatinamente la actividad económica, pero todavía hay muchos sectores con dificultades y por eso se tomó la decisión de seguir con el ATP 4”, agregó

En esta etapa se hará una “calibración” y en ese sentido detalló que el programa prevé que las empresas cuya facturación nominal sea nula o positiva hasta el 30% (comparando junio 2020 con junio 2019), podrán solicitar un crédito garantizado y subsidiado por el Gobierno Nacional con tres meses de gracia a devolver en 12 cuotas fijas y que deberá ser destinado al pago de los salarios.

El monto del préstamo se calculará en función de la masa salarial a razón de 1,2 Salarios Mínimo Vital y Movil (SMVM) por cada trabajador/a registrado/a de la empresa que figure en la plantilla de salarios correspondiente a mayo del 2020.

  •  Para las empresas que hayan facturado entre 0% y 10% más que en junio de año pasado, la tasa será del 0%.
  • Si la facturación se incrementó entre 11% y 20%, la tasa será del 7,5%.
  • Mientras que en las empresas donde la facturación haya experimentado un aumento del 21% al 30% la tasa de interés será del 15%.

Aquellas que cumplan con estos parámetros de facturación estarán habilitadas para solicitar el crédito, que podrá ser tomado en forma total o parcial y los fondos se depositarán en la entidad financiera indicada por la empresa o el comercio. Su destino obligado es el pago de los salarios de las y los trabajadores.

Estos créditos contarán con la asistencia del FoGAR del Ministerio de Desarrollo Productivo (para colaborar a través de la garantía estatal en el caso de las PyMES) y también del FONDEP (para el subsidio de tasa).

Por otra parte, las empresas cuya facturación haya sido nominal negativa en la comparación entre junio 2020 y el mismo mes de 2019, percibirán el salario complementario -con independencia de la localización geográfica de las empresas- por hasta el equivalente a 1.5 Salario Mínimo, Vital y Móvil.

Las empresas que pertenecen a actividades consideradas “críticas” (turismo, entretenimiento y cultura, salud y deportes) percibirán el salario complementario en todo el país por hasta el equivalente a 2 salarios mínimos. En este caso, la asistencia es tanto para las empresas de menos 800 empleados/as como para las más grandes. Estos sectores podrán recibir asistencia por parte del Estado en el marco del Programa ATP hasta diciembre de 2020.

Las empresas que accedan a estos préstamos o las que reciban salario complementario no podrán distribuir utilidades, no podrán recomprar sus acciones directa o indirectamente, no podrán operar en el CCL y no podrán realizar erogaciones con sujetos relacionados directa o indirectamente en domicilios no cooperantes o de bajo o nula tributación.

En el marco del nuevo ATP también se crea un préstamo a tasa 0% para las y los trabajadores independientes (monotributistas y autónomos), pertenecientes a códigos de actividad vinculados con la cultura, con un período de gracia más amplio (12 meses) para poder acompañarlos hasta tanto sus actividades se recuperen y contemplando la estacionalidad particular de estas actividades.

Lee también:

La inscripción seguirá realizándose a través de la página web de la AFIP, desde la próxima semana.

Rondas anteriores

El Gabinete Económico analizó esta semana las estadísticas para la implementación del programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) 4.

El encuentro fue encabezado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, para trabajar “sobre los instrumentos de apoyo a la producción y el empleo que se implementarán en esta nueva etapa de recuperación”.

Según indicó la Jefatura de Gabinete en un comunicado, en las dos primeras rondas del pago del ATP “se aprobaron pagos por casi $93.000 millones que beneficiaron a 310.000 empresas -con al menos un ATP- y 2,8 millones de trabajadores y trabajadoras”.

“En la tercera ronda del programa -correspondiente a los salarios del mes de junio-, y producto de la mejora en la actividad productiva de mayo, fueron beneficiarias 218.000 empresas con más de $32.000 millones de pesos adicionales“, precisó.

Respecto de los comercios, afirmó que “fueron beneficiados 55 mil en ésta última etapa, cuando su pico llegó a ser de 81 mil en abril, lo que demuestra el incremento en los índices de facturación”.

Según los datos del Programa ATP, más del 98% de las empresas que forman parte del mismo, tienen hasta 100 empleados, y generan el 62,9% del total de empleo registrado, y solo un mínimo porcentaje de las firmas (0,1%) poseen más de 800 trabajadores en su plantilla.