El 8 de julio, autoridades gubernamentales presentarán un “mapa de oportunidades comerciales” a diversas entidades.

Con el objetivo de apuntalar las exportaciones agroindustriales, la Cancillería presentará a diversas entidades el próximo 8 de julio un amplio mapa de oportunidades comerciales, donde por ejemplo, al menos 80 países podrían adquirir alimentos o productos derivados, producidos en la Argentina.

La información fue anticipada al medio BAE Negocios por fuentes oficiales, y la teleconferencia reunirá al secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Jorge Neme, con representantes de varias entidades del sector agroexportador. La detección de los 80 mercados potenciales es el fruto de una encuesta realizada a escala global, donde el Gobierno “encuestó” en 130 naciones, luego de enviar consultar a 150 países.

Aunque los 80 mercados pertenecen a los cinco continentes, se destacan determinadas regiones geográficas como el norte de Africa (Argelia, Marruecos, Túnez, Egipto -conocida como el Magreb); Centroamérica y Caribe; Sudeste Asiático y el denominado “mundo árabe”, con la presencia relevante de la península arábiga.

Por su lado, la Cancillería argentina dispuso la creación del Consejo Público Privado para la Promoción de Exportaciones, que permitirá la coordinación permanente entre el gobierno y los sectores productivos con el objetivo de brindar asesoramiento y realizar propuestas para la formulación de una política nacional exportadora “que incorpore los intereses y puntos de vista de las entidades empresarias”.

Creado a través de una resolución que lleva la firma del canciller Felipe Solá, el Consejo funcionará bajo la órbita de la Secretaría de Relaciones Económicas Internacionales que encabeza Jorge Neme, y deberá: elaborar estrategias para el crecimiento del sector exportador nacional, colaborar en la identificación de mercados claves, asistir en la definición de la oferta exportable y desarrollar el diseño de programas, objetivos y metas de exportación. También aportará ideas para el análisis de la inteligencia comercial y de estrategias de promoción de productos priorizados.

En ese marco, Solá afirmó que “el Gobierno nacional quiere conectarse al mundo de una manera pragmática con políticas de desarrollo productivo que incluyan al sector privado. Por eso este Consejo busca generar una alianza estratégica con los empresarios argentinos, que son los que invierten en el país y generan un ingreso de divisas indispensables en un contexto de incertidumbre por la pandemia”.

“El mundo que viene después de la pandemia es más cerrado, el comercio internacional es más complejo, y por eso es indispensable que el Estado trabaje de manera inteligente con los sectores productivos”, agregó el canciller.

Por su parte, Neme explicó que “el sector privado es un actor fundamental para la proyección comercial de la Argentina, por eso tuvimos la decisión política de sumar los puntos de vista de cada una de las cadenas productivas desde que llegamos a la Cancillería; hoy estamos dando un paso más para que la articulación público-privada sea una realidad efectiva”.

Fuente: BAE Negocios