El Programa Impulso a Emprendimientos y Proyectos (Edición COVID-19), que llevó adelante la Agencia Córdoba Innovar y Emprender con el Ministerio de Ciencia y Tecnología, llegó a su fin, y el miércoles 8 se realizó un evento de cierre on line, donde se dieron a conocer los resultados conseguidos.

Dicho encuentro virtual tuvo como invitada especial a Cristina Fernández, quien dirige iniciativas para gobiernos en la Global Entrepreneurship Network, una plataforma de programas presente en más de 170 países. Desde Washington coordina Startup Nations, una red de gestores de políticas públicas para el emprendimiento, de la que Córdoba forma parte.

Con relación al programa, Fernández dijo: “En tiempos de pandemia, los emprendimientos tienen que apoyarse en los gobiernos para hacerse fuertes”, y agregó: “Este tipo de diálogo público-privado, como el que encabeza la Agencia, en confianza no es muy común y es digno de destacarse”.

En abril se puso en marcha el Programa Impulso, del que participaron 260 proyectos cordobeses con ideas creativas para combatir distintas dificultades que presentó esta nueva enfermedad. De esos proyectos, fueron seleccionadas 30 soluciones que aportan valor aspectos o procesos que son necesario atender en la actualidad o en un futuro cercano pospandemia.

Cada uno de los emprendimientos se destacó en diferentes verticales como: educación medida por la tecnología, teletrabajo y soluciones tecnológicas para empresas, insumos médicos y/o telemedicina, y provisión de servicios básicos.

En este sentido, Diego Casali, presidente de la Agencia Córdoba Innovar y Emprender, manifestó: “Vemos el desarrollo emprendedor y la innovación como algo integrado. Creemos en la innovación generada por el espíritu emprendedor. El desarrollo económico de una ciudad, de una región, de un país viene dado por lo que ocurre en las bases, por el surgimiento de ideas innovadoras, y allí, muchas veces, están las soluciones”.

Diego Casali, presidente de la Agencia Córdoba Innovar y Emprender

Con el objetivo final de que los emprendimientos consigan fondos para su escalabilidad, el programa convocó a un grupo de mentores y especialistas para que acompañaran a los emprendedores y, además, la Agencia puso a disposición un tutor que los guió en el desarrollo y entendimiento del programa. Este proceso se realizó durante 6 semanas de trabajo continuo en el que se aplicaron diversas metodologías basadas en el desarrollo de clientes y el modelo de negocios.

El programa, en números

Cuando se revisan los cifras, se pueden evaluar varios avances, por ejemplo, el 27% de los emprendimientos que participaron del programa pasaron de estadío. El 55% de los emprendimientos que se encontraba en fases muy iniciales pudieron crecer a una etapa previa a la comercialización. El 67% de los emprendimientos en estadío temprano pudieron tener una validación comercial del producto y aumentar su cartera de clientes. Además, un 33% de los proyectos que participaron del programa consiguió su validación comercial, un 30% cambió el modelo de negocios y un 10% definió su modelo de negocios. Si hacemos zoom en la mejoría en la comercialización, se observa que un 13% avanzó en este sentido.

Lee también:

Vinculaciones

Otra arista interesante del programa fue que vinculó a los emprendedores con distintos referentes del ecosistema. Se apoyaron 40 reuniones para establecer relaciones con actores externos al programa.

Una vinculación significativa fue la que se desarrolló frente a la Cámara de Comercio de Estados Unidos en Argentina, en la que, cuatro proyectos seleccionados del Programa Impulso presentaron su propuesta de valor frentea a agentes de la cámara, que dieron una devolución y evaluaron posibles relaciones con socios o aliados suyos.

Este tipo de actividades son importantes, ya que generan espacios de vinculación y de fortalecimiento de la cultura de emprendimiento e innovación; además, son fundamentales para potenciar el ecosistema emprendedor de Córdoba e incentivar el capital de riesgo en emprendimientos dinámicos e innovadores.