El Senado aprobó la ley que regula el teletrabajo en la Argentina. Si bien esta modalidad no es nueva, muchas empresas comenzaron a implementarla activamente a partir de la pandemia por COVID-19 para disminuir la cantidad de contagios. 

Anteriormente, el home office era practicado por desarrolladores, diseñadores y otras posiciones que pudiesen desempeñarse de manera totalmente digital. Ahora, esta práctica pasó a ser mucho más frecuente, al menos en las grandes ciudades del país, para evitar los contagios dentro de las oficinas. 

¿Querés saber cuáles son los puntos más importantes de esta nueva ley? ¡Te los contamos a continuación!

Responsabilidades y remuneración

La ley de teletrabajo especifica que las personas que trabajen de manera remota tendrán los mismos derechos y obligaciones que aquellas que lo hacen bajo la modalidad presencial. Además, su remuneración no podrá ser inferior a la que percibían o percibirán en caso de trabajar presencialmente. 

Lee también:

Condiciones del teletrabajo

La modalidad de teletrabajo deberá ser voluntaria: los trabajadores tendrán que dar su consentimiento por escrito y, en caso de querer revertirlo, pueden hacerlo a través de una notificación para regresar al trabajo presencial. 

Por otro lado, la ley aclara que el empleador deberá brindar el equipamiento y herramientas necesarias para poder desarrollar las tareas correctamente, así como el soporte para aprender a utilizarlas. Además, será el encargado de afrontar los costos de instalación y mantenimiento en caso de fallas o desperfectos. En el caso de que las personas usen sus propias herramientas, el empleador deberá compensarlas por esto. 

Otro punto importante de esta nueva ley es el relacionado a la compensación de gastos. El empleador deberá compensar, de acuerdo a las pautas que se establezcan en la negociación colectiva, los mayores gastos en conectividad y/o consumo de servicios por parte de los trabajadores. 

Lee también:

Jornada laboral 

La jornada laboral será acordada previamente en el contrato de trabajo, según las convenciones legales. Esta incluirá tanto las tareas que se desarrollen de manera online, como fuera de línea. 

Por otro lado, si los trabajadores acreditan “tener a su cargo el cuidado de personas menores de 13 años, personas con discapacidad o adultas mayores que requieran asistencia específica, tendrán derecho a horarios compatibles con las tareas de cuidado a su cargo y/o a interrumpir la jornada”.

Desconexión y protección de datos

Además de algunas condiciones, la ley de teletrabajo establece que los colaboradores tendrán derecho a la desconexión digital. Las personas podrán desconectarse de los dispositivos digitales y/o tecnologías fuera de su jornada laboral y durante los días de licencia. 

Por otro lado, la ley también indica que el empleador deberá proteger los datos utilizados y procesados por los trabajadores que optan por la modalidad de home office y no podrá “hacer uso de software de vigilancia que viole la intimidad”. 

Acompañamiento y representación 

En cuanto a la representación sindical, la ley determina que “será ejercida por la asociación sindical de la actividad donde presta servicios” el empleado

Por otro lado, al igual que las personas que trabajan de manera presencial, las que optan por el teletrabajo también necesitan capacitarse. Es por esto que la nueva ley contempla que el empleador deberá garantizarles a sus trabajadores una correcta capacitación en las nuevas tecnologías que tengan que emplear. Para esto, podrá optar por cursos y herramientas de apoyo, tanto de manera virtual como presencial.

Si bien la ley ya fue aprobada en el Senado, sus pautas entrarán en vigor recién 90 días después de la finalización del aislamiento social, preventivo y obligatorio. ¿Qué opinás de esta nueva ley de teletrabajo?  

Fuente: Bumeran