A diferencia de los hecho en Europa, los creadores de Fanfestapp apuestan a la interacción de las personas por medio de comandos que dan vida a una hinchada robotizada ubicada en la cancha.

Sabiendo que en algún momento el fútbol volverá a jugarse pero a puertas cerradas, con los estadios sin público, un grupo de desarrolladores argentinos se unió para crear una App que le permitirá al hincha alentar a su equipo interactuando desde su casa con el estadio y los jugadores mientras se juega el partido: la Fanfestapp.

A diferencia de lo que se hizo en Europa, donde pusieron imágenes estáticas en el estadio y ponen una pista  de audio cual aliento de juego de PlaysStation, Fanfestapp se desarrolló en dos frentes: en el teléfono móvil del usuario, desde el cual realizará todo tipo de acciones que lo vincularán en vivo con el partido de distintas maneras, y en las intervenciones escenográficas que se montarán en las tribunas y el estadio, como pantallas-zócalo de gran tamaño que reflejarán fotos y videos que enviarán los hinchas, y elementos que el usuario accionará como banderas que se agitarán, cánticos y goles que se escucharán en un sistema de sonido allí mismo, muñecos inflables con movimiento generado por motores y otros efectos especiales, como arrojar papelitos, que se activarán según la cantidad de clics que reciba la APP por parte de los hinchas, en este caso virtuales.

Lee también:

El  team mencionado como creadores de la aplicación se formó a partir de la asociación para este proyecto de dos importantes productoras de eventos deportivos, culturales y corporativos, Total y La Santa, dirigidas por Diego Cassagne y Enrique Porterie, con el aporte de profesionales de distintas áreas técnicas y creativas, como Juan Manuel Corino y Tomás James, que ya han trabajado juntos al frente de eventos como los Juegos Panamericanos, Lima 2019, 54 Cumbre del Mercosur-BA 2019, Juegos Olímpicos de la Juventud-BA 2018, Formula E (Roma, París, Chile y Uruguay) y giras de Fuerza Bruta, por nombrar los más recientes.

Fuente: arribalanus