Se crearán unos 2.000 empleos como consecuencia de la reactivación de los planes de netbooks educativas del Gobierno.

El sector tecnológico estimó que de acá a fin de año se pondrán en marcha la mayoría de las empresas del rubro.

La industria tecnológica estimó que de acá a fin de año se pondrá en marcha la mayoría de las empresas del sector, e incluso habrá una decena que inicien operaciones por primera vez, y se crearán unos 2.000 empleos como consecuencia de la reactivación de los planes de netbooks educativas por parte del Gobierno.

Las tres cámaras que nuclean al sector de tecnología, las de Industrias Electrónicas (Cadieel), de Multimedia (Camoca) y de Distribuidores Mayoristas de Informática (Cadmi), comenzaron a trabajar en forma conjunta con el Gobierno en planes de acceso a computadoras para docentes y alumnos.

El puntapié inicial fueron los créditos del Banco Nación a docentes de primaria y secundaria para la compra de computadoras, a una tasa de interés del 12% anual y en 36 cuotas, con precios promedio de $70.000 y máximo de $100.000, entre 5% y 10% por debajo de los valores del mercado.

Para ello, las tres cámaras pusieron en funcionamiento una plataforma de comercio electrónico en forma conjunta, donde canalizan los pedidos y ponen marcha el proceso de entrega.

“Esto se inició con 25.000 equipos ofrecidos que se otorgaron en tres horas”, destacó Guillermo Freund, de Cadieel, quien indicó que “todo esto pasó ante una necesidad urgente y el sector dijo acá estamos. Si el Estado tiene una política activa que permite pensar en una continuidad, desarrollemos planes de producción”.

Remarcó que “de acá a fin de año las siete empresas de Cadieel que producen computadoras crearán 500 empleos”, y subrayó que “hay dos empresas de distribución comercial que van a comenzar a fabricar”.

“De acá a octubre estarán todas las fábricas abiertas, y ya están en proceso de contratación de gente. Se perdieron 4.000 puestos con la destrucción que hizo el gobierno anterior. Destruirlo es rápido y construirlo lleva tiempo, pero ya comenzó”, sostuvo Freund.

“Hay una demanda insatisfecha enorme en tecnología. Hay que achicar la brecha y tenemos propuestas para eso”, indicó el dirigente de Cadieel.

Puntualizó que la industria “se está rearmando con mucha ayuda del Ministerio de Producción y también de Educación”, y “volver con las notebooks escolares es algo que el sector lo valora y una enorme oportunidad”, afirmó.

Lee también:

En tanto, el presidente de Cadmi, Federico Freitag, remarcó que “es muy bueno el trabajo conjunto con la Secretaría de Comercio, el Banco Nación y el Ministerio de Educación”, y sostuvo que “es un buen plan para llegar a miles y miles de docentes en un primer momento, y a alumnos después”.

Subrayó que “se agotaron las 24.000 notebooks iniciales”, pero adelantó que “se repetirá esta iniciativa a razón de 30.000 máquinas por mes desde septiembre en adelante”.

Además, destacó que “se está pensando este mismo proyecto llevarlo a profesores universitarios”, y puso de relieve que “la plataforma de comercio electrónico creada en conjunto por las cámaras es un trabajo mancomunado por un objetivo común que es llegar a miles de maestros todos los meses con los mejores precios y financiación”.

“Ya se está hablando también del nuevo Conectar Igualdad para los alumnos”, afirmó Freitag, quien señaló: “ya somos varios los que hasta ahora solamente importábamos y distribuíamos, pero rearmamos las fábricas y a partir del último bimestre vamos a estar fabricando las notebooks en la Argentina”.

Destacó que “habrá seis fábricas nuevas”, y precisó que “se incrementará en un 20% la plantilla de personal de las empresas, es decir, unos 200 empleados en una primera etapa”.