La paridad de género llega a los directorios de las empresas. La decisión de la Inspección General de Justicia establece que el 50% de los directorios de empresas deberá formarse por mujeres.

Un hecho no menos importante aconteció esta semana y fue lograr que la paridad de género llegara a los directorios de las empresas. Desde este miércoles, el directorio de las asociaciones y sociedades que se inscriban en la Inspección General de Justicia (IGJ) deberá tener “una composición que respete la diversidad de género”. Según lo establece la Resolución 34/2020 publicada en el Boletín Oficial, el órgano de administración y el órgano de fiscalización de estas sociedades tendrá que estar integrado por la misma cantidad de varones que de mujeres. En caso de que la cantidad de miembros a cubrir fuera de número impar, el mismo deberá integrarse de forma mixta, “con un mínimo de un tercio de miembros femeninos”.

“Es uno de los temas de esta semana que quedo un poco opacado porque lógicamente el principal fue el acuerdo con los bonistas por la deuda externa. Pero es muy importante para pensar la economía del país a futuro porque está vinculado a la economía nacional y la preservación empresarial”, señaló la politóloga Emilia Reiszer, quien hizo referencia, en primera instancia a la reunión que mantuvo el presidente Alberto Fernández con empresarias del sector privado y funcionarias del Gobierno nacional.

“Es un gran paso en materia de reconocimiento e igualdad”, destacó la analista al referirse a esta nueva resolución que abarca a las asociaciones civiles en proceso de constitución; las simples asociaciones que soliciten su inscripción en el registro voluntario; las sociedades anónimas que se constituyan, en cuanto estuvieren o quedaren comprendidas en el artículo 299, de la Ley N° 19.550, excepto las abarcadas por los inciso 1°, 2° y 7°; las fundaciones con un consejo de administración de integración temporaria y electiva; y las Sociedades del Estado (Ley N° 20.705).

Respecto a la reunión con Alberto Fernández, Reiszer expresó que “estas mujeres que están a cargo de empresas multinacionales se reunieron no solamente para tratar perspectivas de género en el mundo empresarial y la importancia de escuchar esas voces y alcanzar la igualdad en los directorios y en los espacios ejecutivos de estas empresas, sino también brindar su aporte desde el lugar que representan en cada una de estas entidades en pos de salir con mejores políticas, más igualitarias que tienen que tener una perspectiva más amplia y de igualdad”, remarcó.

La resolución

Según se detalla en el documento publicado este miércoles en el Boletín Oficial, la medida “deberá aplicarse para las designaciones de los miembros de los órganos de administración, y en caso de corresponder de fiscalización, electos en cada oportunidad de su designación con posterioridad a la entrada en vigor de esta Resolución”.

Por otro lado, la IGJ aclara que los dictámenes de precalificación para la inscripción en el Registro Público de autoridades de las sociedades, asociaciones civiles y fundaciones comprendidas por esta obligación “deberán incluir como un punto especial la composición por género de los órganos e indicar los porcentajes”.

Lee también:

En caso de “circunstancias singulares, extraordinarias, atendibles y objetivas, derivadas de sus antecedentes constitutivos y/o tipo de conformación y/o de la actividad social tendente a la consecución de su objeto”, aclara la resolución, la IGJ podrá exceptuar de lo previsto “a la persona jurídica que así lo requiera”.

Además, en la memoria que realicen estas organizaciones deberá haber “una descripción de la política de género aplicada en la relación al órgano de administración”, incluyendo sus objetivos, las medidas adoptadas y la forma en la que se han aplicado los procedimientos para procurar en el órgano de administración un número de mujeres que permita “alcanzar una presencia equilibrada de mujeres y hombres”.

La situación de las mujeres argentinas en el mundo empresarial

Según un estudio de la organización Mujeres en la Bolsa, en el que se trabajó con 388 empresas argentinas, el 22,16% (86 en total) de las firmas que cotizan en el mercado están lideradas solo por hombres.

Si se consideran la cantidad de plazas, sobre un total de 4.669 espacios directivos, 3.903 asientos son ocupadas por varones y solo 766 por mujeres. Esto significa que por cada mujer consejera en un directorio hay 5,1 hombres.