Microsoft y D’Alessio IROL presentaron un estudio exclusivo sobre cómo las Pymes argentinas atravesaron la pandemia, los aprendizajes y la visión hacia el futuro.

Ante el escenario económico actual, las Pymes se vieron obligadas a empezar a utilizar o a intensificar el uso de tecnología para funcionar: el 72% trabajó de manera remota y el 36% puso en marcha mecanismos de comercio electrónico. Pero, Sólo el 40% de las Pymes se sintió preparada para trabajar de manera remota y vender online.

Se presentaron casos concretos de empresas cuyas ventas crecieron durante la cuarentena gracias a las inversiones que habían hecho en tecnología. La empresa proveedora de insumos de ferretería Bulonfer creció respecto al segundo semestre de 2019 y la casa de música Baires Rocks que, junto con Yamaha, potenció el canal de e-commerce y creció un 300% desde abril.

Microsoft presentó el estudio “¿Cómo las Pymes argentinas se adaptan a la nueva normalidad?”realizado muy recientemente por la consultora D’Alessio IROL.

“Es importante entender que las Pymes no funcionan como un bloque único. Son más optimistas en relación con su propia fuerza para salir adelante que lo que suponen tendrá el promedio de su sector. Tras los meses de cuarentena, la mayoría (66%) desearía invertir en incorporar más tecnología. Sobre ese porcentaje, el 38% tiene claro que es una necesidad irreversible, este dato es relevante en el marco de un futuro económico que pronostican como desfavorable. Algunas de las tecnologías que implementaron después de esta prueba forzada podrían mantenerse e incluso crecer, en especial las necesarias para la venta online, el trabajo remoto, los sistemas de gestión y la telefonía IP”, comenta Nora D’Alessio, vicepresidente de D’Alessio IROL.

“Las Pymes son el motor de la economía y el entramado social de nuestro país y la tecnología es fundamental para que puedan seguir operando. La pandemia aceleró todo. Nuestros clientes ya no se preguntan si deben o no incorporar tecnología, sino que evalúan cómo, cuándo y qué retornos concretos van a tener. La transformación digital es una evolución, no es algo que sucede de la noche a la mañana, hay que transitarla de a poco. La pandemia demostró que las Pymes que ya habían iniciado ese camino no solo pudieron seguir operando, sino que crecieron en el actual contexto. Esta crisis será el punto de partida para impulsar transformaciones estratégicas donde la tecnología aparece como una aliada. Desde Microsoft, actuamos rápido para asistir a las Pymes locales y estar más cerca que nunca, las incentivamos a que tengan presente la realidad, pero también las inspiramos a mirar más allá de la coyuntura y a no perder de vista las oportunidades que la tecnología les ofrece”, comentó Sebastián Aveille, Gerente Comercial de Pymes de Microsoft Argentina.

·     ¿Cómo reaccionaron las Pymes a la pandemia?

En cuanto al nivel de preparación previa al inicio de la pandemia y la cuarentena, menos de la mitad de las Pymes se sintió preparada para trabajar de manera remota y vender online. En cuanto al teletrabajo, el 44% afirmó que estaba lista para hacerlo mientras que el 22% dijo que estaba mal preparada. En relación al comercio electrónico, el 39% estaba lista para vender online sus productos y servicios mientras que el 31% dijo no estarlo. Para la venta online, se vieron con mejores posibilidades las empresas más grandes —aquellas que tienen más de 50 empleados (16%)— y las del interior del país (17%).

En promedio, las Pymes para seguir funcionando durante la cuarentena no recurrieron recurrieron a soluciones conocidas e inmediatas: habilitaron mecanismos de trabajo remoto (72%) y adoptaron herramientas para realizar videollamadas (42%). En menor medida, un 36% puso en marcha un plan operativo de contingencia. Las soluciones de nube fueron elegidas por las Pymes de servicios y las más grandes.

·     Futuro

En la actualidad, el comercio electrónico es clave para la mitad de las Pymes (53%). Una vez que finalice la cuarentena, una cuarta parte (25%) considera que seguirá teniendo alto impacto para su actividad y un 44% espera que se mantenga pasado el efecto del COVID-19. En cuanto al trabajo remoto, el 68% de las Pymes supone que es y será una herramienta fundamental para su empresa, una vez superada la pandemia. En relación a esto, las empresas piensan que se podría mantener una vez por semana el teletrabajo, y por lo tanto las herramientas de hardware y software necesarias para ejercerlo. También, consideran que continuarán utilizando tecnologías necesarias para contactarse con clientes y la venta online (sitios web, CRM, etc.)

El 79% de las Pymes considera que la tecnología fue y será una herramienta clave una vez que termine la cuarentena. 47% asigna importancia a la tecnología en la digitalización a futuro, 66% desearía poder invertir más en herramientas tecnológicas y 38% está decidida a hacerlo.

En promedio, las herramientas tecnológicas más utilizadas a partir de la cuarentena son: soluciones que permiten el teletrabajo (39%), nuevo hardware o software para realizar videoconferencias (38%), conexiones VPN (38%), virtualización de escritorios (30%), sitio web (25%), soluciones de nube (22%), venta por e-commerce y nuevo hardware (21%). Estas funciones pueden mantenerse o crecer en el futuro.

Las empresas industriales y de servicios, medianas, del interior y los responsables de IT menores de 40 años muestran mayor adaptabilidad a los cambios (tales como el pasaje al teletrabajo y la implementación del comercio electrónico). Respecto al escenario económico, la pandemia parece haber acentuado el horizonte negativo en el cual ubican la mayor parte de las Pymes a su sector, sin embargo, son más optimistas en relación al futuro particular de su empresa: dos de cada diez piensan que será mejor que antes de la cuarentena. Las que tienen un horizonte más positivo son las del sector servicios e industrial.

·     Casos locales

Bulonfer: Del “¿te llegó el mail?” al crecimiento en el contexto de pandemia – Caso completo acá

Es una Pyme de Tandil de 140 empleados y 37 años de trayectoria que vende insumos a las ferreterías de todo el país. En 2015 tuvieron un crecimiento importante y desde la dirección decidieron acompañarlo con de un salto tecnológico: reemplazaron las antiguas tecnologías por Office 365 para todos los empleados. Hace cinco años, Bulonfer tenía un sistema de correo electrónico en el que no confiaba y cada vez que un vendedor mandaba un mail tenía que llamar por teléfono a la persona para corroborar que lo hubiera recibido. El personal de ventas no siempre contaba con la información actualizada y la empresa fue blanco de ciberataques que pusieron en jaque sus operaciones.

Con la implementación de Office 365, eliminaron los procesos analógicos (como la venta a través de catálogos impresos) y los procesos de comunicación innecesarios (como los llamados telefónicos para consultar datos, precios o stock). Ahora, los vendedores cada vez que visitan a un cliente acceden a través de Teams en sus celulares a los datos actualizados en tiempo real. Esta transición tecnológica fue clave cuando tuvieron que enfrentar la pandemia. No sólo que Bulonfer continuó operando sin dificultades, sino que su facturación marcó un crecimiento respecto a los registros del año pasado. Si ante un escenario tan difícil la empresa se fortaleció, fue gracias a la adaptación tecnológica, ya que sin todas estas herramientas el crecimiento hubiera sido imposible.

“Cuando uno ve los beneficios difícilmente quiere volver al caos anterior. En relación a la tecnología, estamos convencidos que hay que dejar hacer a los que realmente saben. Si nosotros como Pyme tuviéramos que invertir en seguridad tendríamos que invertir muchísimo y ni siquiera llegaríamos a tener el 1% de la seguridad que nos da Microsoft, por eso elegimos dejar ese trabajo a los especialistas. Más allá de la comodidad de acceso que nos da la nube, está la seguridad. Desde que tenemos estas herramientas jamás tuvimos un problema. Respecto al precio, el costo por usuario, a la larga y prorrateado mensualmente, es mínimo comparado con los beneficios que nos genera a una empresa como la nuestra que necesita la gente conectada 7×24”, comentó Luis Ferreras, responsable de Tecnología de Bulonfer.

Yamaha y Baires Rocks: la unión hace a las ventas – Caso completo acá

Yamaha comercializa sus productos a través de una red de distribuidores oficiales compuesta por Pymes de todo el país. Cuando pensaron en lanzar su canal de comercio electrónico decidieron impulsar a todas esas empresas a vender online junto con ellos.  La modalidad multiseller que les ofreció AlephCRM resolvió uno de sus principales dilemas que era no competir con el negocio de sus distribuidores. AlephCRM es una startup argentina que desarrolló un software que conecta a las empresas con los marketplaces y, a través de estos, con los consumidores.  A la tienda oficial de Yamaha en Mercado Libre se conectan diferentes casas de música del país que venden a través de ella. Detrás de todo está Microsoft Azure que es la plataforma que facilita el procesamiento de grandes cantidades de actualizaciones precios, stock, informaciones de productos, órdenes de ventas, etc.

“No habrá desarrollo en las Pymes si no están acompañadas por la transformación digital de sus proveedores. Desde Yamaha, hicimos una selección federal de 16 tiendas de música que pueden vender online a través de nuestra tienda oficial. La modalidad multiseller que nos ofrecía AlephCRM nos resolvió el dilema que teníamos de no competir con el negocio de nuestros distribuidores. Ahora, tenemos una tienda oficial en Mercado Libre y las casas de música venden a través de ella. Nuestros distribuidores siguen siendo quienes conocen y comercializan nuestros productos. Replicamos el modelo tradicional físico a un entorno digital”, comenta Susana Kato gerenta de Promoción y Marketing de Yamaha.

Lee también: CLOUD: UNA PIEZA CLAVE EN LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL

Baires Rocks es una de las casas de música con las que Yamaha impulsó el modelo de negocio online. La empresa tiene 22 empleados y hace seis años se dedica a la venta de instrumentos musicales y audio profesional. Sus fundadores siempre tuvieron claro que el canal online sería central en su estrategia de negocios. Durante la pandemia, el canal online tuvo un crecimiento exponencial, creció un 300% a partir de abril de 2020. Esto se debió a que se amplió considerablemente la cantidad de clientes que decidieron comprar instrumentos musicales y audio profesional.  

“Nuestro canal de comercio electrónico explotó. Crecimos un 300% a partir de abril. Creemos que esto se debió a que hubo una conjunción de menos oferta y más demanda. Por un lado, el contexto ayudó a la expansión del rubro de la música, muchas personas aprovecharon la cuarentena para tocar instrumentos o armar estudios en sus casas. Pero por el otro lado, el contexto externo hizo que dejáramos de tener tanta competencia porque no todos los comercios estaban listos para vender online. Nosotros, además de nuestro sitio de e-commerce, ya contábamos con una Tienda Oficial de otras marcas en Mercado Libre y, al sumar a Yamaha, las ventas crecieron ya que es una marca muy solicitada por los usuarios”, cuenta Federico Carnevale, director Financiero de Baires Rocks.

“Desde AlephCRM nos enorgullece acompañar marcas tan importantes como Yamaha que inicia el camino de la transformación digital de la industria de instrumentos musicales junto a Mercado Libre, nuestro principal socio en Latinoamérica. A su vez, la capacidad de AlephCRM de desplegar un modelo de negocios que incluye a sus distribuidores, que ha sido un factor fundamental para Yamaha a la hora de seleccionar nuestra plataforma, nos permite ver que seguimos contando con una propuesta de valor diferencial y con una visión única en la región”, comentó Diego Majlis, Gerente Comercial Regional de AlephCRM.