El volumen de compras online no hace más que aumentar año tras año y también el uso del teléfono móvil para realizarlas, compartimos consejos para que realicen compras seguras.

Las compras por Internet son cada vez más frecuentes habiéndose convertido en una parte fundamental de nuestras actividades diarias. Además, la pandemia de COVID-19 potenció esta forma de adquirir bienes y servicios.

Esta forma de consumir online tiene sus pros y contras. Entre estas últimas están los estafadores y cibercriminales que ponen en riesgo la seguridad de tus compras. El anonimato dificulta la identificación de los timadores, mientras que la enorme variedad de posibilidades que ofrece la red hace difícil diferenciar entre las tiendas online serias y las fraudulentas.

Los datos generados por el e-commerce son el objetivo de los ciberdelincuentes, es por esta razón que debemos saber cómo proceder y aprender a identificar las páginas seguras para comprar por Internet. Compartimos con ustedes las ocho reglas de oro más importantes:

1. El contenido de la Web:

A primera vista son difíciles de identificar, en muchos casos se trata de copias de páginas reales de Internet. La url es sospechosa cuando contiene abreviaturas o terminaciones extrañas, esto puede indicar una estafa. Las empresas más conocidas sufren a menudo de tácticas semejantes.

2. Investiga sobre la tienda:

Busca información sobre las tiendas online, solo basta con que hagas una búsqueda en la red con el nombre de la tienda y revises los comentarios y calificaciones que obtiene dicha Web. Todas las páginas de e-commerce disponen de un aviso legal en el que aparecen los datos de la empresa. Y verifica también en la página del Registro Mercantil Central, puedes comprobar los números de registro.

3. El precio del producto:

Hay que realizar antes de la compra una comparación de precios, navegando por otras alternativas. Además, hay que evaluar también las características del producto, hay que comprobar las especificaciones en la página del fabricante.

Por otra parte, suelen existir costos ocultos ya que a veces se esconde un recargo que encarece el producto. Revise siempre todos los pasos y costos asociados antes de cerrar la compra. Las tiendas online serias exhiben todos los descuentos y costos para el control y seguridad del usuario.

Lee también:

4. Pagos seguros:

Las tiendas en línea ofrecen una gran variedad de procesos y formas de pago seguras. Las tarjetas de crédito son las más utilizadas. En este caso, necesitas dar el nombre del titular, número de la tarjeta, la fecha de caducidad y el código de verificación, ¡pero ningún dato más!

Las transacciones bancarias, se tratan de un método de pago bastante seguro para el cliente, que siempre se puede anular simplemente contactando con su banco. Se han incorporado con mucha fuerza en los últimos años los pagos vía PayPal y con Bitcoin, cada vez más aceptados por los usuarios.

5. Seguridad:

Los ciberdelincuentes son expertos y pueden encontrar la puerta de acceso al sistema y así robar la información que necesitan. La protección de los datos depende del nivel de seguridad de la tienda, pero también es importante el acceso a la red. Se debe usar redes seguras y revisar de que posee los estándares de seguridad de la industria.

Nuestro consejo es que nunca realices compras online en un lugar con una red pública, como una plaza un café, entre otros espacios.

Es fácil reconocer si es un sitio seguro, observando la url ya que aparece así: https:// y a continuación el nombre de la tienda y un candado de seguridad.

6. Información legal:

Las tiendas online deben exhibir las condiciones de venta, así como la información legal del portal, esto deberá ser instrumentado de acuerdo con la disposición de la legislación local.

Lee también:

7. Derechos: 

La Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios reglamenta la actividad de las compras online y entre otros, establece la posibilidad de anular el contrato de compra dentro de los 14 días de la fecha de la operación.

Además, asegúrate de contar con una garantía. En el caso de no recibir correctamente la compra o estar insatisfecho con lo recibido, el consumidor puede elegir entre la devolución o la reparación del producto, o cambiarlo por otro. El plazo legal son 2 años.

8. Sello de calidad:

 El sello de calidad se gestiona antes los distintos organismos habilitantes en el país y otorga seguridad y transparencia. Te recomendamos que siempre cliquees en él, pues el auténtico te redirecciona a la web del operador, en la que aparece el certificado y valoración de la tienda online. Compartimos cuatro de los más importantes: Confianza Online, Trusted Shops, VeriSign Secured, eValor.

Conclusión

Hace tiempo que Internet es el vehículo para realizar compras onliney en la actualidad se ha convertido en indispensable ante las restricciones de circulación por la pandemia. Pero, existen riesgos y peligros y al mismo tiempo hay muchas soluciones, herramientas y tips para mantenerse alerta y no permitir el fraude.

Recuerda que solo tú puedes permitir el uso de tus datos. Y cuando estés decidido a realizar una compra online hazlo con tiempo, compara precios y utiliza tiendas seguras, comprueba los sellos de calidad y los métodos de pago. Si sigues nuestros ocho consejos de oro podrás navegar y realizar tus compras seguras.

Fuente: Inversor Latam