• Autopartistas cordobesas se reconvirtieron produciendo piezas para respiradores.
  • Son las pymes familiares Mapsa, Fundición Ariente y Sohipren, vinculadas a los sectores automotriz y agroindustrial.
  • Con acompañamiento de la Provincia, elaboraron componentes de electromedicina para las firmas Tecme y Leistung.

La situación actual de la industria automotriz, producto de la pandemia por Covid-19, motivó a tres autopartistas de la ciudad de Córdoba a diversificar su producción y reconvertirse. Son tres casos a modo de ejemplo de otras tantas autopartistas de la Provincia que decidieron tomar el mismo rumbo.

Apuntando al rubro electromedicina, las Pymes de origen familiar Mapsa, Fundición Ariente y Sohipren afrontaron esta realidad produciendo y proveyendo piezas a las dos fabricantes locales de respiradores artificiales para terapia intensiva: Tecme y Leistung.

La articulación y fabricación de componentes electromedicinales tuvo en la Provincia un acompañamiento permanente. Otorgarles Promoción Industrial a muchas de ellas contribuyó a fortalecer el objetivo.

Según coinciden las Pymes, la experiencia resultó auspiciosa. Argumentan que hicieron una contribución social al fabricar componentes para los respiradores, equipamiento que salva vidas en hospitales; esquivaron el parate industrial y pusieron máquinas a funcionar, lo cual les permitió continuar trabajando; y se animaron a producir en un rubro inexplorado como el de la electromedicina. El incursionar en la salud les abrió puertas a negocios.

En mayor o menor medida, las Pymes se entusiasmaron de colaborar con Tecme y Leistung, y mantienen expectativas de que surjan nuevos pedidos para abastecerlas. De hecho, siguen teniendo consultas de cotizaciones.

Las autopartistas reacondicionaron maquinarias, predispusieron y capacitaron a empleados, crearon áreas de producción específicas, y se abocaron a un trabajo de 24 horas, de lunes a lunes, durante dos a tres meses. Dicen que entregaron piezas en tiempo récord. 

El ministro de Industria, Comercio y Minería, Eduardo Accastello, enfatizó que las Pyme demostraron una gran capacidad de innovación y reconversión”. Dijo que, al trabajar con Tecme y Leistung, “dieron a Argentina y América latina la posibilidad de que los respiradores llegaran a cada lugar donde los necesitaban”.

Accastello destacó “la acción mancomunada” de ambas fabricantes con las autopartistas. “Una pasó de producir mensualmente 30 respiradores en enero a 1.000 en julio y la otra logró reconvertirse en un trabajo complementado con otro tipo de empresas para multiplicar ciento por ciento la producción de respiradores”, precisó. 

Para el ministro, “esto demuestra cómo la innovación y la creatividad cordobesas junto a la voluntad de reconvertirse hacen que nuestra provincia siempre esté haciendo punta”.

Mapsa

En 1983, Miguel Ángel Perlo creó Mapsa, autopartista que lleva sus iniciales y produce mazos de cables para camiones, ómnibus, máquinas agrícolas y electrodomésticos. Esta Pyme familiar es dirigida por su hija Jesica y su yerno, Juan Pablo Scavolini, quien le propuso a Miguel fabricar cableado para electromedicina en un intento por seguir produciendo. En el período de aislamiento, Mapsa sólo se enfocó a ese segmento. Adaptó procesos productivos, sumó maquinarias y capacitó al personal. Tecme se interesó primero y después Leistung.

En diciembre la producción fue a baja escala: 25 kits de cables por mes para Tecme. En los inicios de 2020 fabricó 250 kits. El gran salto ocurrió a fines de marzo: 2.500 kits mensuales. Y un número similar se comprometió a producir hasta fines de este año. 

“Debíamos abastecer a Tecme para no frenar su línea de producción y lo hicimos velozmente, aunque había que importar insumos y estaba todo bloqueado”, resaltó Juan Pablo. 

En mayo, Leistung solicitó 2.000 kits. Este pedido se cumplió en una semana y ya surgió otra orden de compra.

Hoy, el 40 por ciento de la producción de Mapsa se destina a electromedicina y un tercio de su centenar de empleados está orientado a este trabajo. “En junio se liberó la exportación de respiradores, hubo una demanda mundial mayor a la esperada y seguimos abasteciendo”, reveló Juan Pablo.

Para Jesica, fue “positivo” apuntar a la electromedicina. “Innovamos y nos reconvertimos para un mercado desatendido; así Mapsa se sostuvo”, afirmó. 

El matrimonio siente “orgullo” porque la autopartista “colabora con la salud” de la población. “Tenemos una responsabilidad social importante: entregar cables para que la fabricación de respiradores no se detenga”, agregó.

La contribución de Mapsa incluyó la fabricación y donación al sistema sanitario cordobés de 1.800 máscaras de protección facial realizadas con impresoras 3D.

La planta industrial de calle Álvarez Condarco 2040, barrio Yofre H, certifica normas de calidad ISO 9001 y IATF 16949. Página web: http://www.map-sa.com.ar/

Fundición Ariente

Con 60 años de trayectoria, la autopartista Fundición Ariente se reinventó durante la pandemia ydecidió fabricar piezas para Leistung y Tecme. Durante más de dos meses, los esfuerzos del 30 por ciento del personal de esta Pyme familiar (de 100 empleados) apuntaron a la producción y provisión de componentes para las fabricantes de respiradores, en aleación de aluminio y latón. 

La Pyme, fundada por Raúl Ariente y presidida hoy por su hija Lorena, experimentaba una disminución de pedidos de las automotrices y fábricas de maquinaria agrícola. 

Fernando Pietrantonio, responsable de producción y logística, reveló que “la idea de redireccionar el perfil productivo fue de Pablo Albert, gerente y marido de Lorena. La autopartista puso su know how a disposición (tecnología única en Sudamérica) y construyó el herramental para fabricar la base del pie de los respiradores

Empleados y directivos se lanzaron a la producción para cumplir con los plazos de entrega a Leistung y Tecme, mientras la línea dirigida al agro y las automotrices se detuvo. “Frenamos la producción habitual y nos dedicamos durante 70 días sólo a los respiradores; fue un trabajo duro, de 24-7, desde fines de abril hasta la primera semana de julio”, detalló Pietrantonio. 

En cuanto a las piezas, Leistung solicitó 2.200 juegos de base pedestal y de manijas, en aluminio; Tecme pidió 25 mil juegos de apoyo tornillo, apoyo cónico, válvulas reguladoras y otras cuatro piezas, en dos tandas. 

“Al principio esto nació como colaboración con ambas empresas; después se vio que era una oportunidad de negocios, ante la capacidad ociosa que teníamos por la merma de pedidos de las automotrices”, manifestó. “Emociona ver en un respirador la pieza que fabricamos, que pasó por mis manos y ayuda a salvar vidas”, finalizó Pietrantonio.

La planta industrial de Los Alemanes 3452, barrio Los Boulevares, certifica normas ISO 9002, ISO 2000, QS 9000 Tercera Edición y ISO TS 16949. Página web: http://www.fundicionariente.com.ar/

Sohipren

Esta Pyme familiar, nacida en 1986 y fundada por Ricardo Piccioni, Danilo Bittolo y Jorge Almirón, fabrica repuestos de aluminio y bronce para máquinas agroindustriales, entre ellos bombas, motores y válvulas oleohidráulicas. 

Los directivos actuales Alejandro, Guillermo y Gustavo Piccioni, y Silvana y Claudio Bittolo buscaron alternativas. Con ayuda de la Cámara de Comercio Exterior, en abril Leistung se contactó con Sohipren y requirió piezas con urgencia debido a la alta demanda de respiradores.

Alejandro Piccioni, gerente general de Sohipren, dijo que aceptaron rápidamente. “Nuestra empresa estaba parada y había que sobrevivir, nadie dudó en adecuarse a las necesidades de Leistung en la actual coyuntura”, indicó.

Leistung hizo dos pedidos, uno en abril y otro en mayo, por un total de 22 mil piezas de bronce. Además, proveyó la materia prima a Sohipren.

“Hicimos una ingeniería de procesos inversa, adecuamos parte de la línea productiva y nos pusimos a trabajar a día completo durante tres meses para satisfacer la demanda de la empresa”, recordó Piccioni.

Las primeras mil piezas fueron entregadas a los 15 días. El trabajo se extendió hasta fines de junio, con parte de los 136 empleados y directivos abocados a la producción. 

Lee también:

“Fue una cadena de esfuerzos; la experiencia resultó gratificante y Leistung nos agradeció la respuesta que tuvimos, que hayamos entregado los pedidos a tiempo”, aseveró.

Paralelamente, el rubro agroindustrial se fue reactivando y, así, la Pyme arrancó nuevamente, tras el parate.

“Pudimos sostenernos y mantener la estructura”, sentenció Piccioni, quien también avaló el “fuerte compromiso social” de todos los integrantes de la autopartista. “Pudimos reaccionar ante la demanda de los fabricantes de respiradores y creemos que el proceso fue exitoso”, concluyó. La planta fabril de avenida Circunvalación sudeste 126 certifica normas ISO 9001, ISO 14001 y BS OHSAS 18001. Página web: http://sohipren.com/es/