Desde el inicio de la pandemia, el trabajo remoto parecía ser la “panacea” para evitar los contagios y mantener a flote la actividad laboral, pero a largo plazo se convirtió en un factor contraproducente, al menos para JPMorgan Chase & Co., el banco de inversión multinacional estadounidense.

El CEO de JPMorgan, Jamie Dimon notó un patrón preocupante cuando sus empleados comenzaron a trabajar desde casa: la productividad disminuyó en la compañía.

Dimon dijo a los analistas Keefe, Bruyette & Woods en una reunión privada que la productividad se vio particularmente afectada los lunes y viernes, según el informe publicado por Bloomberg.

“El estilo de vida parece haber afectado a los empleados más jóvenes, la productividad general y la ‘creatividad’ se han visto afectadas”, escribió Brian Kleinhanzl de KBW en una nota a los clientes el 13 de septiembre, citando una reunión anterior con JPMorgan.

El banco ha notado la disminución de la productividad entre “los empleados en general, no solo los más jóvenes”, aclaró el portavoz de JPMorgan, Michael Fusco.

Agregó que al no estar en las oficinas, los trabajadores más jóvenes “podrían verse perjudicados por las oportunidades de aprendizaje perdidas”.

El prestamista con sede en Nueva York informó a la mayoría del personal de ventas senior y empleados comerciales que se les exigiría que regresen a las oficinas antes del 21 de septiembre.

Jamie cree que volver a la oficina será bueno para los empleados jóvenes y fomentará las ideas creativas”, escribió Kleinhanzl.

El trabajo remoto prolongado puede no ser tan bueno como parece

Si bien los estudios previos a la pandemia encontraron que los trabajadores remotos eran tan eficientes como los de las oficinas, había dudas sobre cómo se desempeñarían los empleados bajo cierres obligatorios.

Los hallazgos de JPMorgan brindan un punto de datos en el debate sobre si los empleados se desempeñan tan bien en la mesa de la cocina como en el lugar de trabajo, demostrando que el trabajo remoto prolongado puede no ser tan bueno como parece, al menos para algunas funciones laborales.

Lee también:

¿Realmente necesitamos estar en la oficina?

Todos tienen una opinión al respecto, y todos la tenían incluso antes de la pandemia. Hasta ahora, era difícil encontrar estudios basados ​​en datos que pudieran afirmar tal necesidad.

Un estudio de la Escuela de Negocios de Harvard comparó lo que sucedió con la productividad, la lealtad y la rentabilidad cuando se permitió que los examinadores de patentes del gobierno trabajaran de forma remota

Las empresas que permiten a sus empleados “trabajar desde cualquier lugar” y trabajar cuando quieran, terminan con empleados que son más leales, más productivos y cuestan menos.

El profesor de HBS, Prithwiraj Choudhury, y sus colegas dicen que compararon cuán productivos, leales y rentables eran los empleados de la Oficina de Patentes y Marcas de EE. UU. cuando se les permitía trabajar de manera flexible.

La experiencia sugirió que lo que los empleados querían en última instancia era la flexibilidad para trabajar desde casa cuando quisieran, no un requisito para hacerlo en lugar de ir a la oficina.

El estudio de Choudhury abordó esto mediante el estudio de una política que permitía a los empleados trabajar desde “cualquier lugar”, en lugar de exigirles que estuvieran en casa.

“Si bien la investigación académica anterior ha estudiado los efectos en la productividad de ‘trabajar desde casa’ que brinda a los trabajadores flexibilidad temporal, ‘trabajar desde cualquier lugar’ va un paso más allá y brinda flexibilidad tanto temporal como geográfica”, explicó Choudhury.

Lee también:

Los directores ejecutivos de todo el mundo empresarial tienen una visión diferente a la de JPMorgan

“Sentí que, dado que gran parte de nuestro trabajo se podía hacer desde casa, tenía sentido que contribuyéramos al distanciamiento social”, el CEO Sundar Pichai dijo en mayo en relación con la pandemia.

El CEO de Amazon, Jeff Bezos escribió en una nota a los empleados en marzo: “Gran parte del trabajo esencial que hacemos no se puede hacer desde casa”.

El gigante del comercio electrónico compró 900.000 pies cuadrados de espacio para oficinas en seis ciudades de Estados Unidos el mes pasado.

Facebook también ha ido ampliando su espacio de oficinas aprovechando la pandemia.

Un portavoz de la compañía dijo sobre el desarrollo que sus oficinas son “de vital importancia para ayudar a acomodar el crecimiento anticipado y satisfacer las necesidades de nuestros empleados que necesitan o prefieren trabajar desde el campus”.

Fuente: La calle Tv