En el día de la fecha fue sancionada por Diputados y regirá hasta el 31 de diciembre de 2029. Busca generar nuevos emprendimientos tecnológicos y mejorar los existentes

La Ley de Economía del Conocimiento brinda una serie de beneficios fiscales para incentivar la generación de emprendimientos o mejorar la calidad de productos y servicios de empresas tecnológicas.

Principales puntos de la ley:

  • Están incluidos por la ley la industria del software, la producción audiovisual, biotecnología, bioinformática, ingeniería genética, nanociencia, industria aeroespacial y satelital, e ingeniería nuclear, entre otras actividades. Pueden adherirse las empresas constituidas en el país o habilitadas para trabajar en Argentina. Los beneficios rigen desde el 1° de enero de 2020 hasta el 31 de diciembre de 2029.
  • Las empresas podrán convertir en un bono de crédito fiscal intransferible hasta el 70% las contribuciones patronales que hayan pagado, y lo podrán usar “hasta 24 meses desde su emisión para la cancelación de tributos nacionales”, salvo impuesto a las Ganancias. Este último podría reducirse según el tamaño de la empresa: 60% para pymes y micrpymes, 40% medianas empresas y 20% grandes.
  • El bono puede ascender al 80% de las contribuciones patronales si se incorpora al personal a mujeres, travestis, transexuales y transgénero; profesionales con estudios de posgrado en ingeniería, ciencias exactas o naturales; personas con discapacidad; personas residentes en zonas desfavorables o provincias con menor desarrollo relativo; y quienes, previo a su contratación, hayan recibido planes sociales.
  • Las micro empresas deberán acreditar capacitación al uno por ciento de sus empleados, las pymes al dos por ciento y las grandes al cinco. Las que capaciten a desocupados menores de 25 años y mayores de 45 o mujeres que accedan por primera vez al mercado formal podrán computar doble valor.
  • También deberán realizar exportaciones de bienes de las actividades promovidas en un porcentaje respecto de su facturación total del último año de al menos cuatro por ciento para las micro empresas y diez por ciento para las pymes y un trece por ciento para las grandes empresas.
  • La ley crea un Fondo para la Promoción de la Economía del Conocimiento exclusivo para mipymes, con el objetivo de financiar la capacitación y formación laboral, proyectos de inversión productiva, internacionalización de empresas y actividades de innovación.

Lee también: