La pandemia ha hecho que las industrias se rediseñaran para continuar con la venta de productos y servicios. 

Muchas optaron por incursionar o ampliar su canal online, que fue el preferido por los argentinos en el último período. Según cifras de la CACE, en los primeros 6 meses del 2020 se facturó un 106% más que en el mismo periodo 2019. 

El sector financiero no fue ajeno a esta situación que vió un incremento en el uso de los medios de pagos digitales por parte de los consumidores impulsados por el incremento de la digitalización y como forma de mitigar el riesgo de contagio del Covid. 

Frente a esta creciente demanda las empresas de la industria trabajaron en fortalecer sus operaciones locales y ofrecer herramientas acordes a las necesidades del mercado.

El WhatsApp se ha convertido en la vitrina de muchos comercios que buscan aumentar sus ventas a través de esta red de mensajería. Ahora ya es posible en Argentina, además de vender por ahí, también cobrar a los clientes de manera simple y rápida. 

“Con la solución de PayZen by Lyra, un vendedor puede crear un link de pagos por WhatsApp al instante sin salir de la aplicación, aprovechando así el momento “caliente” del cierre para convertir la venta en un pago exitoso.

Prácticamente transforma el WhatsApp en una terminal de pago virtual”, sostiene Valeria Rodriguez, Directora para Lyra Argentina.

Valeria Rodriguez, Directora para Lyra Argentina

La innovación fue lanzada por la empresa en el 2019, en más de 15 países y recientemente en Argentina, está integrada directamente con WhatsApp, lo que permite al comercio recibir la notificación de pago exitoso en su aplicación en tiempo real, y validar la existencia de cualquier número. 

El sector financiero ha crecido de la mano de la demanda y sus jugadores han sabido leer los cambios en los hábitos de consumo para adaptarse y seguirle el ritmo a la transformación digital, ofreciendo a las empresas herramientas que le permitan continuar desarrollando su canal online.

“La innovación no siempre implica tener que crear algo desde cero, sino aprovechar lo que ya existe para que pueda cumplir con un nuevo rol. 

La era digital en la que vivimos trata constantemente de buscar nuevas utilidades para lograr una mayor eficiencia en los diferentes procesos para ofrecer una experiencia de compra sin fisuras de principio a fin”, cerró la vocera.

A principios de año, la aplicación de mensajería más usada en el mundo anunció que comenzó a extender el servicio a más países: primero en España y luego el roll out se haría en países de América latina, como México y la Argentina. La empresa había anunciado que Argentina era de los mercados más relevantes y se espera que este sea el año en el que, por fin, llegue.

Lee también:

“Hoy empezamos a lanzar pagos para las personas que utilizan WhatsApp en Brasil. Estamos haciendo que enviar y recibir dinero sea tan fácil como compartir fotos. También estamos permitiendo a las pequeñas empresas realizar ventas directamente dentro de WhatsApp.

Para ello, nos basamos en Facebook Pay, que ofrece una forma segura y coherente de realizar pagos a través de nuestras aplicaciones. Quiero dar las gracias a todos nuestros socios por hacerlo posible. Estamos trabajando con bancos locales, incluyendo el Banco do Brasil, Nubank, Sicredi así como Cielo, el procesador de pagos líder para comerciantes en Brasil.

Brasil es el primer país en el que estamos extendiendo ampliamente los pagos en WhatsApp. Pronto habrá más!”, expresó el CEO de Facebook en su cuenta.

El servicio está integrado en la aplicación de mensajería, de tal forma que un usuario puede enviar dinero a otro, y viceversa, para lo que se necesita enlazar una cuenta corriente. Como antecedente, WhatsApp comenzó a evaluar el desarrollo de un servicio de pagos móviles en 2017. 

Esta modalidad se implementó en una primera etapa en India, un mercado donde las transacciones incorporadas en el chat ya fueron utilizadas por 140 millones de empresas y comercios.

En la Argentina existe un antecedente: Lite.IM fue una plataforma que permitía enviar dinero por WhatsApp usando criptomonendas. Introduciendo su código de área por país y su número telefónico, la aplicación re-direcciona a un chat donde podrán contactarse con un bot que procesa las operaciones con criptomonedas. 

La dirección de la wallet se genera a partir del número de teléfono y una clave alfanumérica, generando una llave privada o frase mnemotécnica que puede ser exportada por los usuarios.

Para poder aprovechar el servicio, antes hay que depositar una cantidad de BTC, ETH o LTC en la dirección pública del monedero o código QR.