En un año de cambios disruptivos emerge uno de los modelos de negocios más exitosos que nos deja la transformación digital: el basado en plataformas

“En un año de cambios disruptivos, tanto en el entorno económico como en el social, emerge uno de los modelos de negocios más exitosos que nos deja la transformación digital: el basado en plataformas”, afirmó Luis Piccolo, vicepresidente de Ventas para el Cluster Sur de Lumen.

En su participación como expositor en el reciente CenturyLink Forum 2020 Latin America, cuyo eje central fue “Resiliencia en los negocios y el futuro de la tecnología”, Piccolo destacó que “uno de los grandes aprendizajes que dejó la pandemia fue, precisamente, la relevancia de los modelos de negocios basados en plataformas”.

El alto ejecutivo de Lumen citó un informe de la consultora Deloitte que advierte la necesidad de volcarse hacia este nuevo esquema. ¿Las razones? No sólo es una oportunidad, sino un imperativo para las empresas que quieran destacar en la nueva normalidad. 

Durante los últimos meses se asistió a una explosión en el uso de plataformas que se introdujeron a partir de las restricciones a la movilidad, en todos los aspectos de la vida diaria. 

“Es muy visible cómo este formato comenzó a permear en toda la sociedad y a capturar grandes porciones de las transacciones que hacemos día a día”, apuntó Piccolo. 

Lee también:

Siete de las diez empresas más valiosas del mercado en términos de capitalización están basadas en plataformas y muchas de ellas vieron duplicar su valor durante los últimos seis meses, lo que demostró que el modelo, además, tiene una enorme capacidad de adaptación y resiliencia.

¿Qué es una plataforma?

Piccolo definió una plataforma como “el modelo de negocios que facilita el intercambio y la interconexión entre diversos grupos de usuarios, entre los que se encuentran tanto los consumidores como los productores”. 

Algunos ejemplos de la vida cotidiana: YouTube, Spotify, MercadoLibre, Airbnb, Rappi o Restorando. 

Otro de sus rasgos distintivos es que el dueño de la plataforma en general no es dueño del inventario, sino que éste pertenece a los productores conectados. 

Los contenidos suelen estar seleccionados para garantizar su calidad y que se produzca una experiencia positiva durante las transacciones, e incrementar los niveles de confianza entre los usuarios. 

Lee también:

“También es importante entender que una app, un sitio de e-commerce o un software no son de por sí una plataforma si no cumplen con las otras características”, advirtió.

“Para ser exitosa, una plataforma necesita una masa crítica de usuarios”, afirmó Piccolo.

“Pero uno de los elementos intrínsecos más poderosos de una plataforma es el ciclo virtuoso conocido como ‘network effect’, por el cual cada nuevo usuario que se conecta con la red le agrega valor al conjunto de la comunidad, la hace más atractiva para los productores, las transacciones se vuelven más efectivas y la plataforma en su conjunto crece”, explicó.

“Muchas veces se asocia las plataformas con los startups tecnológicos, pero en realidad es un modelo que está disponible para la mayoría de las empresas en la mayoría de las industrias”, indicó. “En un momento de tanta disrupción es esencial entender hacia dónde vamos”, concluyó.

Con 720.000 km de rutas de fibra y prestando servicios a clientes en más de 60 países, Lumen entrega una plataforma rápida y segura para aplicaciones y datos, para ayudar a empresas, gobiernos y comunidades a entregar experiencias increíbles. 

En este contexto de transformación, CenturyLink tiene nueva marca y un nuevo propósito audaz. Como Lumen Technologies, o simplemente Lumen, la compañía ayudará a guiar a las empresas a través de los desafíos y oportunidades de la 4a Revolución Industrial -un tiempo donde los dispositivos de conexión inteligentes están en todas partes. Lumen aporta un nuevo enfoque de cómo ve el mercado y el mundo con el objetivo de promover el progreso humano a través de la tecnología.

Fuente: IProfesional