En lo que indica que los unicornios están dejando su lugar en el trono a otro tipo de emprendedores y que el eje de las ideas florecientes se corrió al interior, Endeavor está cambiando de presidente.

El elegido es Luciano Nicora, abogado, egresado de la Universidad Nacional de Córdoba con destacada actuación entre los empresarios cordobeses y a quien se lo define como un disruptivo. Creó VN Global mucho antes de que existieran las fintech para ayudar a los procesos internos de los bancos prestando en sus orígenes servicios de cobranza. Se alió a la española Prosegur Cash para ayudar ahora en la indispensable reconversión de las entidades bancarias tradicionales ofreciendo sus servicios con foco en el cuidado del cliente en Argentina, México y España.

Endeavor, con 20 años de vida en Argentina, llegó al país para promover el emprendedurismo de la mano de Linda Rottenberg y María Eugenia Estenssoro. Son sus padrinos Eduardo Elsztain, Carlos Miguens, Federico Braun y Gustavo Grobocopatel, entre tantos otros. Actualmente es dirigida por Guibert Englebienne, co-fundador de Globant y su vice es Marcos Galperin. La CEO de Endeavor es Julia Bearzi. Lo cierto es que esta fundación estuvo en los inicios de los unicornios Mercado Libre, Globant, Despegar, Auth0 y de un sinfín de emprendimientos de alto impacto como Satellogic, Savant, Guapaletas, por citar algunos. Hay quienes atribuyen a este cambio de timón al nuevo debate vigente en el mundo que ha puesto al modelo de Silicon Valley en duda a raíz de su enorme ganancia de productividad que generó una gran concentración de riqueza y monopolios como Google y Facebook a una velocidad inusitada. En paralelo están surgiendo emprendimientos con otra lógica de desarrollo inclusivo y tecnologías disruptivas.

Golpe de timón en Endeavor, la fundación que impulsa a emprendedores

Luis Guastini es el CEO de Manpower en la Argentina. Puesto a leer la encuesta que el grupo confecciona desde hace 13 años en el mundo acerca de la expectativa de creación de empleo, marca que la intención en Argentina que arroja una mejora de 5% para el primer trimestre de 2021, es una de las más bajas en la región. En Brasil es por ejemplo 10%. Además si se comparara con la crisis financiera de 2008, por entonces a la salida de ese sacudón la intención de contratar mejoraba 11%. “Predomina la cautela entre los empresarios”, asegura Guastani para añadir que hay una gran heterogeneidad en el comportamiento de los distintos sectores. La sorpresa la da el rubro financiero que absorbía gran cantidad de empleos y esta vez, por el impacto probable de la tecnología, indica resultados negativos.

Creada hace 40 años en Italia por Roberto Franchina, un vendedor de productos de cosmética capilar, Alfaparf es una de las líderes del rubro en el mundo con presencia en 105 países que da pelea con gigantes de la talla de Unilever y Procter. Llegaron a la Argentina en 1994 y hoy está dirigida por Cesar Cantero y produce el 60% de sus artículos en el Parque Industrial de Garín con capacidad para 600 mil unidades mensuales. Desde esa planta también exporta a América latina. Es la tercera planta productiva que el grupo tiene fuera de Italia. Las otras están en Brasil y México. La novedad es que pese a la crisis, ganó participación de mercado en el país. Cantero lo atribuye a su línea de consumo masivo que compensó las bajas en los productos de alta gama y el cierre de las peluquerías durante la etapa más estricta de la cuarentena. Se dieron una política de venta al consumidor y destinaron el 30% para ayudar a, los peluqueros. La facturación les creció 18%.

Lee también:

Mariano Bo es el CEO de la francesa Saint Gobain para Argentina, Chile y Perú. La firma que es una de las líderes en materiales para la construcción también tiene una división en autopartes. Y este año anunció el cierre de su fábrica de parabrisas en Campana. La producción se mudará a Brasil, por lo que se pierden 150 puestos de trabajo. Claro que en cuanto a la construcción, Bo observa que en septiembre se alcanzaron los niveles pre pandemia y se consolida un fuerte crecimiento en octubre y noviembre. “Esta situación generó tensiones en el mercado debido a la complejidad de incrementar sustancialmente los niveles de producción de un contexto muy difícil por causa de la situación sanitaria”, explica respecto a los faltantes de materiales. En su visión, la fortaleza de la recuperación de la construcción es un fenómeno de escala mundial impulsado por la obligación de gran parte de la población de pasar mucho más tiempo en sus hogares, de habilitar nuevas funcionalidades devenidas del teletrabajo y también la reducción de gastos en turismo, gastronomía o entretenimiento. “En nuestro país se sumó además el incentivo que siempre representa la construcción como refugio de valor y la ventaja en términos de costo para las personas que posean ahorros en dólar billete”.

En la misma línea se expresa Gerardo Azcuy de la desarrolladora que lleva su apellido y líder en Caballito. “Si bien este año, debido a la situación de pandemia, las ventas han mermado en comparación a los mismos períodos del año pasado, recibimos en promedio 40 consultas por fin de semana”, señala convencido de que el mercado de los proyectos en pozo continuará “reactivándose rápidamente, y será el principal motor del despegue del sector inmobiliario”. La mecánica pasa por vender metros cuadrados de forma anticipada y a un precio más bajo del que será el valor final. Azcuy lanzó la serie Donna, una línea de edificios sustentables y ecológicos compuesta por siete proyectos en Caballito.

Fuente: Clarín