El tendido unirá Añelo con el puerto de Bahía Blanca, aunque en Nación esperan que también pase por el rionegrino de San Antonio Oeste. Optimismo de gobernadores Gutiérrez y Carreras.

El paso del ministro de Transportes de la Nación, Mario Meoni, por Neuquén y Río Negro trajo optimismo a los gobernadores de ambas provincias, Omar Gutiérrez y Arabela Carreras, ya que el funcionario apuntó como prioridad para la Casa Rosada la reactivación desde 2021 del tren Norpatagónico que unirá la neuquina Añelo, cabecera de Vaca Muerta, con el puerto bonaerense de Bahía Blanca y también (en planes) con el rionegrino de San Antonio Oeste.

El gobierno nacional invertirá cerca de u$s800 millones, un 10% de los cuales impactarán directamente en Neuquén. Estas obras forman parte del acuerdo que firmó el ministerio de Transporte con la empresa China CMEC e incluyen la recuperación de vías en Galván, Empalme Aguará, Cipolletti, Contralmirante Cordero, la construcción del nuevo desvió hacia Añelo, obras de señalamiento y playas ferroviarias. Las obras generarán, se estima, 690 puestos de trabajo en Neuquén y 2.900 en Río Negro.

El proyecto tomó forma en la gestión de Cambiemos, y se esperaba una financiación a través de los mentados PPP, pero finalmente no hubo mayores avances en los cuatro años de la administración de Mauricio Macri. Ahora la iniciativa reaparece entre los objetivos de Alberto Fernández para la proyección de la pospandemia, entre otros tendidos como el de la circunvalación de Buenos Aires, el Plan Belgrano en el NOA, o el reimpulso al San Martín Cargas y el Urquiza Cargas, para conectar Cuyo y el NEA (respectivamente) con los puertos.

En su reunión con el gobernador neuquino, Meoni también dijo que se trata de “una obra trascendental, uno de los ejes centrales trazados desde Transporte a la hora de desarrollar el país”. Y agregó: “Esperamos poder conectarlo no solamente con Bahía Blanca sino también con San Antonio Oeste, porque nos parece que es necesario para toda la región”. En ese sentido, reconoció el valor para la producción petrolera pero aclaró que el tren puede apuntalar otras producciones.

Por su parte, Gutiérrez consideró el acuerdo firmado como “un primer paso para reactivar la construcción de los ferrocarriles que hacen al desarrollo minero, turístico, agroalimentario, energético”. Repasó la proyección de conectividad desde Chichinales a Añelo y Rincón de los Sauces.

El mandatario del MPN se entusiasmó también con otro ramal: el tren trasandino que permitirá unir Zapala con Chile pasando por el Paso Pino Hachado.

Terminales

Meoni se reunió con la mandataria de Juntos Somos Río Negro, quien también destacó la importancia del tren Norpatagónico. En suelo rionegrino el proyecto contempla mejoras en 382 kilómetros de vías ferroviarias entre Río Colorado y Cipolletti, “generando más de 2.900 nuevos puestos de trabajo”, dijo la provincia en un comunicado.

Meoni y Carreras firmaron además los convenios de asistencia para la construcción de dos terminales de ómnibus en San Antonio Oeste y San Carlos de Bariloche, con una inversión de $763 millones. “Las terminales son un viejo anhelo”, señaló la gobernadora y remarcó que la confirmación de estas dos obras es “un logro y la superación de una serie de etapas”.

Lee también:

Antes, en Neuquén el funcionario nacional también había confirmado la construcción de ocho terminales de ómnibus y de cinco apeaderos para el tren que unirá a la localidad neuquina de Plottier con General Roca, en Río Negro.

Las terminales se realiazarán en las localidades de Caviahue, Zapala, Villa Pehuenia, San Patricio del Chañar, Rincón de los Sauces, Centenario, Junín de los Andes y Buta Ranquil.

Fuente: Ámbito