El director ejecutivo del Observatorio IPA, Carlos Alonso, brindó un nuevo informe sobre la situación económica internacional y local y subrayó que un “punto crucial” para lograr una política de crecimiento sostenible refiere a la política energética.

Alonso destacó que una serie de indicadores “han mejorado”, pero aclaró:

Hay otros en los que ponemos un signo de interrogación, como en la tasa, y esperamos que continúe en descenso”. Además, alertó que hay “incógnitas” respecto de lo que sucederá con las tarifas de la energía eléctrica.

“La energía en sus diferentes formas no debe ser concebida como un bien de exportación, sino como un insumo para el desarrollo industrial”, afirmó el directivo.

El dirigente pyme evaluó que “debe permanecer en valores compatibles con el crecimiento productivo”, y puntualizó:

“No solo se trata de desdolarizar tarifas, sino de analizar el costo de producción como los de transporte y distribución, asegurando sustentabilidad y márgenes de rentabilidad razonables”.

La semana pasada el secretario de Energía, Darío Martínez, recordó que en este momento “las tarifas están congeladas por ley”, y sostuvo que “queremos trabajar en una tarifa de transición para que el impacto no sea tan alto”.

“Necesitamos que la gente no tenga que dejar de consumir otros bienes y servicios para pagar la energía, que no nos genere recesión en otras actividades, que nadie deje de comprar un par de zapatillas, un jean o lo que quiera comprar porque tiene que ahorrar para pagar la energía”, explicó el funcionario.

Lee también:

Martínez dijo que el objetivo es usar “subsidios más eficientes e inteligentes”, de modo que se aplique “una tarifa diferencial para los sectores más vulnerables y una tarifa más alta para los que sí pueden pagarla para sostenerlo”.

Fuente: Ambito.com