A medida que el mundo sigue enfrentándose al COVID-19, las empresas de servicios públicos se ven presionadas a avanzar en sus procesos de transformación digital. Sin embargo, la mayoría de ellas cuenta con sistemas heredados que limitan este proceso. ¿Qué factores clave se deben tener en  cuenta a la hora de escoger una nueva solución tecnológica?

Las soluciones de software obsoletas son un elemento común entre gran parte de las empresas de servicios públicos latinoamericanas, que ven cómo estos sistemas minan su capacidad para reaccionar rápidamente a los cambios y requisitos del mercado. El mantenimiento de dichas soluciones es muy costoso, ya que se basan en arquitecturas antiguas que dependen de sistemas dispares que, además, requieren integración. Así mismo, su antigüedad impide la migración a la nube  y  obstaculiza  los planes de digitalización. 

Por el contrario, las soluciones tecnológicas modernas tienen una arquitectura integral, preparada para el futuro y basada en la nube. Mediante un enfoque holístico y moderno, estas soluciones incluyen herramientas que permiten a las empresas de servicios públicos desarrollar capacidades de innovación en todos sus procesos de servicio al cliente. De esta manera, pueden superar las demandas de un mercado en constante evolución y responder a eventos disruptivos, como la pandemia que experimentamos en la actualidad. 

Jesús Sánchez, Vicepresidente de mercadeo de Open International, compañía de tecnología especializada en la creación de soluciones de software para las industrias de servicios públicos y telecomunicaciones, señala 5 factores clave que las empresas de servicios públicos deben tener en cuenta a la hora de escoger una solución para su negocio: 

1.       Experiencia de cliente única y multicanal: 

El software debe permitirle fortalecer su plataforma de servicio al cliente, habilitar nuevos canales de atención, mejorar sus procesos de facturación y mantenerse al ritmo de las tendencias cambiantes de la industria y las expectativas de sus clientes. 

2.       Agilidad y autonomía para innovar y evolucionar a un menor costo: 

La solución que escoja debe tener herramientas que le permitan responder a los cambios del mercado en cuestión de días, no en meses. Esto le ayudará a satisfacer las necesidades de sus clientes y cumplir oportunamente con las regulaciones gubernamentales, evitando multas e inconvenientes legales.

3.       Actualización continua: 

La solución debe incorporar periódicamente nuevas funcionalidades, sin necesidad de embarcarse en complejos proyectos de actualización, que demandan tiempo y tienen un alto costo. La estrategia de actualización continua permite resolver rápidamente los problemas de modernización tradicionales y garantiza la continuidad de su operación, sin inconvenientes.  

4.       Operar en la nube de su preferencia: 

Al manejar su operación en la nube, las empresas de servicios públicos pueden volverse más ágiles, hacer crecer su infraestructura de TI y enfocar sus recursos en nuevas oportunidades comerciales. Por esta razón, la solución que seleccionen debe tener una arquitectura basada en este modelo y no sólo funcionar como un sistema heredado alojado en un centro de datos externo.

5.       Más que un proveedor tecnológico, un socio de negocio: 

En este proceso de transformación digital, las empresas de servicios púbicos necesitan el respaldo de una compañía de software que, además de ofrecerles soluciones de última generación, conozca el negocio de sus clientes y busque construir relaciones comerciales a largo plazo, a través de un trato personalizado y cercano.  

Lee también:

Consciente de estos factores, Open International creó Open Smartflex, una solución CIS de vanguardia que les permite a las empresas de servicios públicos enfocarse en su negocio, optimizar la gestión de su equipo de TI, incrementar su productividad y adoptar ciclos tecnológicos rápidos. Al respecto Sánchez afirma: “Nuestra solución tiene un enfoque holístico, flexible y robusto, lo que brinda la libertad para desarrollar nuevos planes comerciales y adaptarse a eventos disruptivos, como la pandemia”. Además, comentó que sus clientes pueden elegir el modelo de implementación y el servicio que mejor se adapte a sus objetivos de negocio “Open ofrece el mismo rango de funcionalidad, independientemente de que sea on-premise o en la nube”. 

Sánchez concluye que en este tipo de procesos es fundamental contar con un proveedor tecnológico comprometido con el éxito del proyecto y de su negocio. “En Open International vamos más allá de un acuerdo transaccional. Somos una empresa que cuenta con la experiencia y  el conocimiento de la industria necesario para resolver cualquier inconveniente, lo que nos ha permitido posicionarnos como un asesor tecnológico que genera confianza e impulsa la digitalización de nuestros clientes” .