El coronavirus no cambió las reglas del juego; cambió el juego. Debes adaptarse a esa nueva realidad social, económica y cultural.

Hoy la única certeza es la incertidumbre. La pandemia paralizó la economía y está afectando, y afectará, a muchas pymes lo cual obliga a reinventar o crear un nuevo modelo de negocios para adaptarse a los nuevos hábitos de consumo y relación social post Covid-19.

Es posible que tus productos, servicios o mercados no atiendan las mismas demandas por el cual fueron creados. El coronavirus no cambió las reglas del juego; cambió el juego. Hay que adaptarse a una nueva realidad social, económica y cultural.

¡Debes actuar ya para reducir sus efectos!

Comienza a investigar y detecta los nuevos problemas surgidos por la pandemia, busca soluciones y modifica, o crea, la estructura de tu Pyme para sobrellevar la crisis y prepararte para el día después.

El coronavirus creó nuevas oportunidades

Como emprendedor debes liderar el cambio, marcar el camino y transmitir claridad a tus colaboradores, clientes y proveedores. En las crisis las personas siempre observan al líder.

Es momento de volver a los orígenes ¿Por qué emprendo? y reconectar con tu propósito, misión y visión.

En medio de la situación creada por el coronavirus debes preguntarte ¿Qué puedo reestructurar, cambiar o crear para adaptarme a las nuevas necesidades de mis clientes? ¿Es posible reorientar mi pyme para atender nuevos mercados? ¿Debo comenzar de cero?

Debes estar alerta a las demandas locales. En Buenos Aires una empresa de uniformes de seguridad activó sus operaciones para fabricar mascarillas de protección. Así ha logrado sostener la producción y generar ingresos.

Lee también:

Es cierto que para muchas pymes no será fácil reconvertir su modelo de negocios, y tal vez tengan que comenzar de cero. Es una decisión difícil pero la realidad obliga a pensar en los nuevos escenarios.

Es hora de pivotear y aprovechar la experiencia y recursos acumulados para un nuevo comienzo.

Puede sonar a lugar común, pero las crisis sí son oportunidades. Son ocasiones que un buen -emprendedor- no se perdería porque surgen nuevas ideas y necesidades.

Fuente: Empreneur