El valor de la criptomoneda superó los 36 mil dólares pese a que el fundador de Tesla y SpaceX ni siquiera tuiteó explícitamente.

Elon Musk cambió su bio de Twitter por una sola palabra: “bitcoin”. Y el mercado de las criptomonedas recibió el impacto: su valor se disparó 5.000 dólares en solo una hora, y este viernes ya superaba los 36 mil dólares.

Lo curioso es que ni siquiera tuiteó explícitamente, sino que simplemente cambió su biografía en lo que se lee como una interpretación de apoyo a la criptomoneda.

Las consecuencias fueron inmediatas, en el contexto de una divisa que viene subiendo mucho en los últimos meses a pesar de su alta volatilidad. Hace unas semanas superó el valor de los 40.000 dólares brevemente, y luego comenzó a caer incluso hasta por debajo de la barrera de los US$ 30.000, para luego volver a recuperarse.

La nueva bio de Elon Musk: “Bitcoin”. Foto Twitter

Lo que hizo tras cambiar su biografía fue tuitear: “En retrospectiva, era inevitable”.

El apoyo de Musk a las criptomonedas tiene sentido en el marco de su camino en el empresariado tech, sobre todo si se tiene en cuenta que es el cofundador de PayPal, un medio de pago electrónico que debutó en 1998, cuando pagar con el celular era algo impensado.

El valor del bitcoin venía bajando

El bitcoin se acercó el jueves de la semana pasada a su nivel más bajo de las últimas tres semanas, poniendo fin a un sendero alcista, debido al pesimismo de los operadores e inversores sobre un excesivo aumento de los precios.

El bitcoin llegó a caer el 21 de enero hasta un 11,3%, ubicándose por debajo de los 31.000 dólares, según informó la agencia Bloomberg. Al cierre de la jornada, la principal criptomoneda ensayó una leve desaceleración en la baja, con un retroceso de 8,6% que la ubicó en una cotización de US$31.910.

La moneda digital ha revertido el impulso inicial y ha tenido una tendencia a la baja desde que traspasó los 40.000 dólares, al tiempo que las pérdidas se han acelerado en los últimos dos días.

No obstante, los precios todavía están a más del doble de los niveles en que se encontraban a principios de noviembre y algunos analistas técnicos sostienen que la merma puede ser mayor. La última vez que la moneda se cotizó bajo 30.000 dólares fue el 4 de enero.

“El bitcoin ya ha logrado la apreciación de precios más rápida de cualquier activo imprescindible”, escribieron los estrategas de JPMorgan Chase & Co. John Normand y Federico Manicardi en un informe.

“Los precios actuales están tan por encima de los costos de producción que la reversión media a la baja en los retornos es una preocupación recurrente”, agregaron.

Mientras tanto, Musk mira al espacio y contra Jeff Bezos

En su carrera por ser no sólo la persona más rica del mundo sino el “trending topic” del momento, Elon Musk sigue mirando para arriba. Este martes, intercambió visiones de su proyecto SpaceX con Jeff Bezos, la segunda persona más multimillonaria del planeta. Y esta vez fue para brindar internet por medio de satélites. Los planes de ambos se encuentran bajo evaluación de las autoridades, y de hecho hay una pata en Argentina del proyecto.

Lee también:

Bezos, fundador de Amazon y de la empresa espacial Blue Origin que adelanta el “Proyecto Kuiper”, emitió un comunicado en el que afirma que el proyecto rival de Musk y su empresa SpaceX -“Starlink”- busca cambios en el diseño que “pueden crear un ambiente más peligroso para colisiones en el espacio” y generar una mayor interferencia de radio.

El Proyecto Kuiper, de 10.000 millones de dólares, será capaz de brindar internet desde el espacio y ya recibió un permiso de parte del gobierno de Estados Unidos para instalar 3.000 satélites en una órbita baja.

SpaceX ha desplegado satélites pequeños para formar un sistema global de banda ancha y solicita a las autoridades un permiso para colocarlos en órbitas más bajas, lo que preocupa a Amazon.

“Pese a lo que SpaceX publica en Twitter, son los cambios propuestos por SpaceX los que ahorcarán a la competencia entre los sistemas de satélites”, agregó Bezos, subrayando sus objeciones a las autoridades.

“Está claro el interés de SpaceX de ahogar a la competencia en sus inicios si puede, pero no es ciertamente el interés del público”.

Musk por su parte respondió al asegurar que su proyecto “Starlink” avanza más rápido que el de su rival.

“No sirve al público ahorcar a Starlink hoy en favor de un sistema de satélites de Amazon que está, en el mejor de los escenarios, a varios años de ser operativo”, tuiteó.

SpaceX dijo en una carta a la Comisión Federal de Comunicaciones que los cambios en las órbitas no interferirán con sus rivales.

Fuente: Clarin