A través de la instalación de sistemas con módulos fotovoltaicos de alta eficiencia se continúan mejorando las condiciones energéticas de las áreas protegidas nacionales.

Personal del Programa Energías Renovables de la Dirección de Lucha Contra Incendios Forestales y Emergencias (DLIFE), que depende de la Dirección Nacional de Operaciones de la APN, trabajó durante el último mes en la instalación de sistemas alternativos fotovoltaicos off grid para la generación de energía eléctrica domiciliaria en los Parques Nacionales Patagonia, en Santa Cruz, y Campos del Tuyú, en Buenos Aires, y en la Reserva Natural de la Defensa Punta Buenos Aires, en Chubut.

Los sistemas cuentan con módulos fotovoltaicos de alta eficiencia y permitirán abastecer energía eléctrica para las luminarias, consumos básicos de electrodomésticos, herramientas y aparatos electrónicos de los Centros Operativos, en los casos de Campos del Tuyú y Punta Buenos Aires, y del centro de informes y viviendas en el Parque Nacional Patagonia.

En este último, además de la instalación del sistema en la zona de la Estancia La Ascensión, se realizó el mantenimiento del equipo previamente instalado en la Seccional El Sauco.

Lee también:

Durante todos los trabajos se contó con la colaboración del personal de cada área protegida, contribuyendo de esta manera a reemplazar el equipamiento existente con tecnología más avanzada, así como de mayor potencia y capacidad de carga.

Este tipo de iniciativas se enmarcan en el Proyecto de Energías Renovables en Mercados Rurales (PERMER), dedicado a brindar acceso a la energía con fuentes renovables a la población rural del país que no cuenta con suministro eléctrico por estar alejada de las redes de distribución, con el fin de mejorar su calidad de vida.

En este sentido, está dirigido a viviendas y establecimientos de servicios públicos rurales dispersos tales como escuelas, puestos sanitarios y de gendarmería, centros comunitarios y sectores de las áreas protegidas nacionales donde no se pueda acceder a través de la red eléctrica tradicional.

Fuente: Economía Sustentable