Será del 7 por ciento y abarca a pequeñas y medianas compañías que posean menos de 100 mil clientes.

El Gobierno nacional volvió a autorizar un aumento en las tarifas de servicios de internet que empezará a regir a partir de este mes. En enero se permitió un incremento del 5%.

Febrero llegará con un nuevo aumento luego de la resolución que publicó este martes el ENACOM en el Boletín Oficial. La misma abarca a las pequeñas y medianas empresas, y cooperativas del sector. En efecto, las empresas que presten servicio de internet y que posean menos de 100 mil clientes podrán incrementar el precio que cobran por sus servicios en un siete por ciento.

A raíz de las consecuencias económicas y sociales de la pandemia de COVID-19, el año pasado en plena cuarentena, el Gobierno dispuso que aquellas personas que sufrieron una merma de 50% o más en sus ingresos puedan solicitar la suspensión de corte por falta de pago en servicios de telefonía fija y móvil, internet y TV por cable. Luego Alberto Fernández congeló las tarifas de dichos servicios hasta fin de 2020 y los declaró como “esenciales”.

El Gobierno autorizó la suba de tarifas de algunas empresas de internet

A mediados de diciembre el Gobierno avanzó con el descongelamiento y autorizó a las empresas del sector de las telecomunicaciones un incremento del valor de sus precios minoristas de hasta un 5% para enero de 2021. A la vez, para los licenciatarios que posean menos de 100.000 clientes y que no hubieran aumentado sus precios en cualquiera de sus planes y servicios durante 2020, el aumento autorizado fue de hasta un 8%. A este último sector, integrado por pymes y cooperativas, el ENACOM les autorizó para febrero una suba de hasta 7 por ciento en tarifas de internet.

Luego de que se confirmara el aumento general del 5%, desde las empresas advirtieron el impacto negativo que podría tener en el sector ya que el atraso que dejó el año de la pandemia ronda el 20%.

Entre las justificaciones que utilizó el organismo, se mencionó que los prestadores de servicios notificaron el mes pasado propuestas sobre variaciones de sus precios, planes y promociones “que informan valores de servicios vigentes para el 2021 muy inferiores a los precios promedios de mercado”. A la vez, la resolución surge como respuesta a los planteos del sector que “ha manifestado con fundamentos razonables, la necesidad de incrementar sus valores para aquellos prestadores que posean menos de cien mil accesos”.

Lee también:

“Es parte de una concepción de un Estado inteligente en materia regulatoria poder segmentar a los sectores para poder dar soluciones concretas a realidades diversas”, se remarcó en los considerando. En ese sentido se hizo hincapié en que la mayor incidencia en los costos del sector está dada por los rubros de equipamiento y conectividad cuyos precios de mercado “deben abonarse a valor dólar”, por lo que “se toma trascendente el análisis de la variación de tipo de cambio”.

“Los Servicios de TIC públicos, esenciales y estratégicos en competencia representan no sólo un portal de acceso a la salud, la justicia, la educación, el trabajo, la seguridad, el conocimiento, la información y al entretenimiento, sino que su incidencia es fundamental en la construcción del desarrollo económico y social”, argumentó el ente dirigido por Claudio Ambrosini, que enmarcó la decisión dentro de “una política de precios razonable y dinámica”.