Pensamos que lo nuestro era exportable

En vez de usar la parrilla para hacer asados, Alberto y Ricardo, junto a su padre la usaban para hacer experimentos químicos. Así fue como en 1991 en el quincho de la casa de los Chevalier en Mar del Plata nació Gihon. Después de muchas pruebas y errores lograron encontrar una molécula indispensable para la conservación de las vacunas, que hoy les permite exportar a más de 120 países.“Cuando empezamos nuestro mercado no estaba en Argentina, estaba en el exterior. Pensamos que lo nuestro era exportable ”, cuenta Alberto, Doctor en ciencias químicas y hoy director de Gihon. “Cuando...

Leer más