Nadie se hizo grande de la noche a la mañana

Historias de emprendedores que pese a las dificultades del momento siguieron adelante, con un objetivo en común: un propósito que genere impacto Por María Julia Bearzi* El mundo pertenece a quien se atreve. Un siglo más tarde, esta célebre frase de Charles Chaplin sigue teniendo vigencia. Pandemia, incertidumbre, debacle económica, fragmentación social… y la lista sigue. Con este contexto podría resultar casi una utopía dejar el statu quo, comenzar un nuevo proyecto; asumir cualquier tipo de riesgo no sería la jugada más recomendada. Si bien el futuro no nos muestra las mejores cartas, nuestra historia nos recuerda que el ADN...

Leer más